Polémica causa apoyo de Tonka Tomicic y Claudio Bravo al actuar de los reos contra detenidos ecuatorianos

Pamela Jiles, Daniel Matamala y Mónica Rincón criticaron duramente a la animadora y al seleccionado nacional por sus expresiones vertidas, mientras que la Vocera de Gobierno y Carmen Hertz expresaron su molestia por los dichos del meta chileno.

SANTIAGO.- Impacto causó el video en donde se ve como reos golpearon brutalmente y aplicaron descargas eléctricas a dos de los ecuatorianos imputados por el asesinato de la trabajadora de la Universidad de Chile Margarita Ancacoy (40) en el barrio República de Santiago.

El caso se tomó la agenda pública y ayer generó amplio debate luego de las declaraciones de la animadora del matinal de Canal 13 Tonka Tomicic y del portero chileno Claudio Bravo, este último a través de su cuenta de Twitter.

Quien primero se refirió a este hecho fue Tomic, al decir en pantalla que “yo voy a decir algo súper impopular. Pero yo… ¿Ellos están confesos, Pato? (le dice a Patricio Mendoza)”, señaló durante el espacio el rostro. Para luego recalcar que “la mataron a golpes. Se fueron riendo. Perdón, le cagaron la vida a toda una familia“. Tomicic continuó con sus descargos, afirmando que “aunque me traten de lo que sea. Bien merecido“.

Por su parte, Por su parte, el capitán de la Selección Chilena expresó lo siguiente:

Ante esto, la diputada del Partido Humanista Pamela Jiles dio a conocer sus impresiones, afirmando que “me parece extremadamente peligroso que haya líderes de opinión (animadores, futbolistas, políticos) que avalen públicamente la tortura, lo que es inhumano e ilegal”.

“Espero que esas personas irresponsables que trasmiten doctrinas de odio por los medios de comunicación y las redes sociales sean sancionadas”, sostuvo en declaraciones a LaCuarta.

Finalmente, Jiles agregó que “condeno la tortura cualquiera haya sido el delito cometido por una persona. Por supuesto, es atroz el crimen de que se les acusa. Haber matado a palos a una modesta trabajadora, en grupo y en la ventaja de cinco hombres contra una mujer indefensa, es indignante y a uno le dan ganas de volverse salvaje”.

Pero la polémica no quedó aquí, porque figuras públicas, como Claudio Bravo, que justificaron los apremios ilegítimos, Cecilia Pérez aseguró que entiende “que esa impresión nace, al igual que muchas voces de chilenos que uno pudo escuchar, desde la impotencia. Lo que uno tiene que entender es que nosotros estamos en un Estado de Derecho”, según señaló T13.cl.

“No somos un Estado cavernario, no creemos en el ojo por ojo, no creemos en la Ley del Talión, creemos al contrario -dentro de una democracia- en un marco normativo donde se hace ley, se hace justicia, por los conductos correspondientes”, aseguró la vocera.

También expresó su malestar la diputada y presidenta de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, Carmen Hertz, quien se refirió con duros términos en el caso de Bravo, seún delattó ADNRadio.

La legisladora calificó de “graves” las palabras de Claudio Bravo, quien ironizó sobre las torturas a los imputados y preguntó “a qué hora hay que ir a dejarle unas galletitas y un café a estos individuos”.

“Los sentimientos xenófobos y racistas son sentimientos muy miserables, que están presentes en mucha gente. Esos sentimientos miserables no cuestan nada estimularlos con un par de lugares comunes”, agregó.

Para Hertz, “es lamentable que una figura que es un modelo para los jóvenes diga esta frase que no sólo son lugares comunes, son agraviantes en alguien medianamente cuerdo”.

“Con esto se están estimulando los sentimientos más atávicos, más miserables de la gente, y que sabemos a donde pueden llegar, a las graves consecuencias que pueden tener cuando una comunidad es infectada por este tipo de sentimientos”, concluyó.

Finalmente, Mónica Rincón y Daniel Matamala en su editorial antes de comenzar las noticias en CNNChile también criticaron estas declaraciones.

Mónica Rincón sostuvo que “lo popular es subirse a esa ola, pero no es lo justo. Todos los rigores de la ley para los culpables de la muerte de una inocente, sí. Pero todo el rigor de la ley no permitir ni alentar que otros se deshumanicen torturándolos. Como bien dijo el ministro de Justicia, se violan los derechos humanos en nuestras narices”.

Matamala agregó que “justamente porque no queremos convertir en víctima a los agresores. No queremos ver a nadie recibiendo golpes y electricidad. En el debate público, nuestro deber es recordar esos principios que nos resguardan a los países civilizados, que resguardan a culpables e inocentes”.

En otros pasajes, los profesionales enfatizaron que “esta agresión no fue tampoco tomar la justicia en las propias manos, porque aquí el sistema judicial cuando se produce la agresión ya estaba funcionando”.

“Otra discusión completamente valida es si queremos que ese sistema sea más severo, pero estos dos imputados no estaban zafando impunes. De hecho, arriesgan presidio perpetuo calificado”, cerraron.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!