Postulantes al Gabinete Juvenil del Injuv acusan irregularidades y letra chica en el proceso

Durante la mañana de este viernes, postulantes al Gabinete Juvenil realizaron una dura crítica al proceso de postulación que está llevando adelante el Instituto Nacional de la Juventud, y que busca vía democrática generar un espacio de participación para que los jóvenes puedan determinar los lineamientos de las políticas públicas que impulsa el organismo de gobierno.

Los aspirantes a la plataforma, cuestionaron la legitimidad del proceso, señalando que existen vicios e irregularidades que han desacreditado la idea original del proyecto, acusando una «letra chica», que estaría generando un desequilibrio en el respaldo ciudadano que tendrían los elegidos en el cargo.

Matías Huerta, Presidente Regional de la Juventud de la UDI, señaló que «lo que partió como una muy buena idea de generar mayor participación y representatividad en cuanto a la postura de los jóvenes con relación a las políticas públicas juveniles que impulsa el gobierno, terminó siendo empañada por una letra chica que se genera a raíz de una lógica de imponer una visión de acuerdo al género que tienen las personas».

«Dentro de este gabinete juvenil se van a elegir 15 jóvenes en la región del Maule, y esta letra chica dice que tiene que existir paridad de género, una paridad que ni si quiera se cumple dentro de los Directores Regionales del Injuv a lo largo de Chile, por tanto lo que se está haciendo más que promover candidaturas femeninas, es imponerlas haciéndole mucho daño a la democracia y termina socavando a su vez la meritocracia», aseguró Huerta.

Frente a esta dispar realidad, Matías Huerta explicó que «hay jóvenes que con 260 votos están quedando fuera, mientras que hay otros con 17 votos que están entrando, lo cual está lejos de ser representativo. Queremos hacerle un llamado al gobierno y al Injuv, para que entienda que bajo esta lógica lo único que se hace es dañar la representación juvenil y darle un portazo a la meritocracia».

Por su parte, Felipe Espinoza, Coordinador Provincial de Evópoli y también aspirante al Gabinete Juvenil, sostuvo que «hemos visto varias falencias, principalmente con el apoyo que la Directora Regional del Injuv, Irene Muñoz, ha tenido con aquellas candidaturas que comparten su misma ideología política. Ella como una persona pública, no puede manifestar un compromiso y apoyo a sus camaradas».

Espinoza hizo hincapié en esto último, señalando que «los jóvenes que han votado por nosotros nos han dado una cuota de confianza, por lo que necesitamos que el proceso se realice de manera transparente».

En esa misma línea, Ignacio Tarud, Consejero de Evópoli y postulante del gabinete de los jóvenes, también denunció el respaldo de la Directora Regional del Injuv, expresando que «ella (la Directora) ha sido juez y parte en este proceso, respaldando candidaturas del partido socialista, lo cual es una falta respeto para la institución que representa el Injuv, y también para los más de 150 postulantes de la región del Maule».

«Existen vicios e irregularidades en el proceso, los cuales consideramos que son inapropiados ya que como Directora debe mantener su imparcialidad y velar por el correcto proceso», dijo Tarud.

«Nos parece lamentable que mediante un proceso tan arbitrario y antidemocrático como el que se está llevando a cabo el Gabinete Juvenil, nos estén dejando fuera. Desde el año pasado hemos estado viviendo la restricción del gobierno para que los estudiantes tengamos una voz. Los estudiantes independientes que no se ven representados necesariamente por un partido político, estamos quedando fuera», aseguró Johnny Olate, Presidente del Centro de Alumnos del Colegio Juan Ignacio Molina y vocero de la Coest.

Finalmente, Olate expresó que » nos parece que se tiene que fomentar la representatividad femenina en instancias como estas, pero lo que no podemos hacer es dejando fuera de manera arbitraria a gente que tenemos respaldo, y dejando entrar a gente que ha tenido mucho menos respaldo ciudadano».

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!