Predicador pide donaciones para comprar costoso avión

“Si Dios estuviera en la Tierra no andaría en burro”, señaló el telepredicador estadounidense, realizando un llamado a su comunidad para costear los 54 millones de dólares que cuesta la aeronave, pese a que ya tiene tres.

WASHINGTON.- Un telepredicador estadounidense hizo un llamado a sus fieles para financiar la compra de un costoso avión privado y así poder “predicar la palabra divina en el mundo entero”.

“Realmente creo que, si hoy Dios estuviera en la Tierra, no andaría en burro y estaría en un avión para predicar la palabra divina en el mundo entero”, argumentó Jesse Duplantis, cuyo ministerio está en Luisiana.

De 68 años, Duplaints ya tiene tres jets y quiere un cuarto, más moderno y que consuma menos queroseno. El pastor, que cuenta con más de 200 mil fieles, ha puesto sus ojos en un Falcon 7X, del fabricante francés Dassault Aviation, cuyo valor estimado asciende a 54 millones de dólares.

Según el portal de Internet del fabricante, la aeronave de ocho pasajeros puede volar de París a Tokyo sin escala y consume entre un 15% y un 30% menos que otros aparatos de su clase.

Para financiar la compra, el religioso pide donaciones en un video difundido en su portal de internet. “Creemos en Dios para que un Falcon 7X vaya por todo el mundo sin hacer escalas”, dijo con las fotos de sus tres aviones privados de fondo.

“La gente me dice ‘¿no puedes usar este?'”, dijo el pastor en el video señalando uno de sus aviones, un Falcon 50 adquirido en 2006. “Sí, respondo, pero no (en vuelo) directo. Si puedo ir directo, puedo hacerlo por mucho menos dinero porque tengo mis propias reservas de combustible”, argumentó.

El pastor afirmó también que fue Dios quien le ayudó en su elección: “En realidad me dijo ‘Jesse, ¿quieres subir a dónde estoy? Quiero que creas en un Falcon 7X'”, afirmó, citando la Biblia.

Dios, según la versión de Duplaints, le dijo: “No te pido que lo pagues, te pido que creas”. El pastor, eso sí, afirma que el nuevo avión, como los otros tres, es de propiedad de toda la congregación.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!