Preocupación: Joven contagiado con cepa británica en Curicó tuvo fiesta de “recibimiento»

Cinco de los asistentes dieron positivo a coronavirus y están a la espera de los resultados que determinen si son portadores de la nueva variante del virus.

Preocupación existe en Curicó, región del Maule, luego del aumento de contagios de coronavirus reportados en las últimas semanas, situación que obligó a las autoridades a decretar cuarentena desde el pasado 30 de diciembre.

A ello se suma la existencia de un caso confirmado con la cepa británica del virus, luego de que un joven la contrajera tras terminar un período de intercambio en España. La Seremi de Salud del Maule detalló que el aludido, luego de llegar a Chile, compartió en una fiesta con «varias personas», de las cuales cinco dieron positivo a COVID-19 y se está a la espera de su situación respecto a la variante.

«Tuvieron una reunión social donde se reunieron varias personas, siendo la mayoría de estas las que dieron positivo en la fiesta, que fue como un recibimiento que le dieron», agregó Marlenne Durán, seremi de Salud del Maule. Asimismo, la zona presenta complicaciones ante inminente falta de camas para atención de pacientes graves, siendo la derivación a otras áreas la estrategia necesaria a implementar.

Mauro Salinas, director del Hospital de Curicó, aseveró que las personas que presenten condiciones más complejas serán enviadas al Hospital Regional de Talca. De igual manera, Luis Jaime, director del Servicio de Salud Maule, explicó que se están destinando camas especiales para atender a los pacientes que más lo requieran.