Presentan proyecto que busca sancionar a quienes arrojen colillas de cigarro al suelo

0

Además de multas de hasta 2 UTM (cerca de $100 mil), la iniciativa propone que los filtros y las colillas sean fabricadas con material que sea amable con el medio ambiente y que se instalan contenedores para depositarlas.

La diputada Carolina Marzán (PPD) presentó este miércoles un proyecto de ley que busca prohibir y sancionar a las personas que arrojen filtros o colillas de cigarro en la vía pública.

La iniciativa contiene tres puntos fundamentales: Que se sancione a quienes arrojen colillas al suelo en la vía pública y en los patios o espacios al aire libre hasta 2 UTM (cerca de $100 mil), se pongan contenedores para botarlas y después se reciclen, y que el material con que se hacen filtros y colillas sean más amigable con el medioambiente.

«Queremos concientizar que las personas que tienen el mal hábito de fumar y tirar las colillas al suelo, ¡entiendan que el planeta no es cenicero! Basta de contaminación, hay que hacerse cargo de los residuos que deja el cigarro una vez que es botado al suelo”, sostuvo la diputada Marzán.

Asimismo, la parlamentaria explicó que existen estudios que acreditan “que una colilla puede contaminar entre 10 y 50 litros de agua, además no son biodegradables y tardan más de 10 años en descomponerse. Y lo peor 4,5 billones de colillas terminan depositadas en espacios públicos, que al romperse en pedazos de plásticos más pequeños dejan escapar microfibras sintéticas y cerca de 7000 mil químicos. Por eso es tan importante que tomemos conciencia de esta situación y el daño que causa a la fauna marina y entendamos que el Planeta no es Cenicero».

«Nuestro proyecto plantea que los filtros y las colillas de los cigarros que se comercialicen dentro del territorio nacional deberán ser fabricados con materiales biodegradables o susceptibles de ser reutilizables o compostables. También que en los lugares donde se tienen sector para fumadores deberán instalar en su entrada ceniceros, contendedores o receptáculos destinados al deposito de filtros, colillas y cenizas de cigarrillos, procurando facilitar el reciclaje, reutilización o compostaje de estos residuos», explicó Marzán.

Asimismo, la legisladora del PPD señaló que «lamentablemente, no existe otra fórmula que no sea a través de lo punitivo para que las personas tomen conciencia de un acto, es por eso que el proyecto señala una sanción a quienes arrojen colillas al suelo en la vía pública».

Por su parte, el diputado Ricardo Celis (PPD), presidente de la Comisión de Salud quien apoyó este proyecto, comentó que «regular la eliminación de las colillas en cualquier lugar, en la calle, en las playas, en los restoranes, en el piso, es tan importante como regular el uso de las bombillas plásticas. Son agentes muy contaminantes, y en general en la población no hay conciencia del tremendo daño ambiental que realizan. Es cosa de recorrer las calles y ver la gran cantidad de colillas que están allí, o en el verano ir a la playa y encontrarse en un lugar lleno de colillas».

En este mismo sentido, la diputada RN Karin Luck destacó que «con este proyecto queremos dar una señal frente a la comunidad de que las cosas si podemos reciclarlas y que productos que muchas veces son muy contaminantes como los cigarrillos, podemos buscar un uso a favor del planeta. Queremos crear la conciencia de que es posible reciclar hasta los productos que contaminan».