Presidente de la OEA: “Los países del continente están preocupados por la instalación de una nueva dictadura”

Luis Almagro analizó la situación de Lula da Silva en Brasil y la ausencia de Venezuela en la Cumbre de las Américas que se realizará este viernes 13 de abril en Lima

WASHINGTON.- El presidente de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, realizó un balance de la situación continental previo a la VIII Cumbre de las Américas que se celebrará este viernes y sábado en Lima, Perú.

En conversación con el diario español ElPaís, el abogado uruguayo subrayó que consideraría un éxito si se logran “un fortalecimiento del sistema interamericano anticorrupción y de los mecanismos que lo hacen efectivo”.

Además, agregó que “estas cumbres son recordadas por el contexto político. La anterior quedó marcada por el retorno de Cuba. Y en este caso, por la ausencia de Venezuela y su crisis”.

No espero una declaración, porque no hay consenso, pero sí pronunciamientos fuertes y una suma de acciones. El único camino con Venezuela pasa por la presión internacional, por endurecer sanciones para abrir un espacio de negociación que permita la transición democrática”, añadió.

Para el presidente de la OEA, “la ausencia de Venezuela demuestra que los países del continente están preocupados ante la instalación de una nueva dictadura en el hemisferio”.

Es un mensaje que señala lo indeseable que es el funcionamiento del sistema político venezolano. Eso es lo importante. Ahora bien, también debe haber uno sobre Cuba, porque es una dictadura peor que Venezuela“, complementó.

Sobre el caso de Lula da Silva en Brasil, Almagro sostuvo que “durante mucho tiempo, el continente pretendió que todo iba bien, pero las malas prácticas se iban acumulando, la corrupción llegó a ser rampante y campante como en el caso Odebrecht, y el sistema político se vio afectado“.

“Ahora se está viviendo una reacción. Los sistemas políticos están tratando de curarse, de operar para sacarse las partes podridas y sanar las infecciones“, precisó.

Para Almagro, tanto el encarcelamiento de Lula como la dimisión de Kuczynski son signos de que “estamos viviendo un desarrollo, un crecimiento del sistema democrático” y aseguró que “lo peor que puede ocurrir con la corrupción es que no sea juzgada”.

Print Friendly, PDF & Email
COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!