Privados de libertad del Penal de Talca dialogaron con escritora Silvia Rodríguez

A juicio de los participantes lograron  reflexionar de la vida, compartir anécdotas y por sobre toda vivir un momento que logró sacarlos de su realidad por un momento.

TALCA.- Diálogos en Movimiento, se trata de uno de los principales programas de acceso a la lectura que desarrolla el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, y tiene como objetivo acercar la creación literaria y el autor a los lectores.

Se lleva a cabo desde el año 2013, y este año contempló llegar a 10 establecimientos educacionales de la región, entre los cuales se cuenta el Liceo Técnico Profesional Aulas de Esperanza, que funciona al interior del Penal de Talca.

En esta ocasión un grupo de internos del penal de Talca que nivelan estudios, compartieron con la destacada escritora chilena Silvia Rodríguez Bravo, con quien comentaron el libro de su autoría “Diario de una Cesante”, que fue la etapa final de este programa.

Previamente recibieron el material de lectura, que contemplaba además una carta del escritor dirigida a ellos y una guía de fomento lector, luego tuvieron el apoyo de sus docentes para la etapa denominada: mediación lectora.

Se les pudo ver tanto a la escritora como a los estudiantes de Aulas de Esperanza, totalmente distendidos en una conversación fluida en donde ellos (internos) sentían que muchas de las vivencias reales de una cesante no se alejan de la realidad que en muchos casos los llevó a delinquir.

Las necesidades, las carencias, el sentirse desnudo y desprotegidos son algunas de las emociones y sensaciones que se plasmaron como un factor común a la hora de analizar “Diario de una Cesante”, pero esta vez desde un punto de vista muy particular desde las vivencias de quienes están privados de libertad.

Al finalizar el conversatorio, Silvia cuyo seudónimo es Profeta de Bares, firmó su libro a los internos que espontáneamente se acercaron a pedírselo, a muchos los conoce de antes, pues ya lleva un par de años trabajando en diferentes iniciativas con los penales de la región.

La jornada culminó con un ameno compartir de café, jugos y galletas en tanto se tomaban fotografías con la  escritora que los visito. Cabe destacar, que esta iniciativa fue coordinada entre el área educacional de la Dirección Regional de Gendarmería, Liceo Aulas de Esperanza y el Consejo Nacional de la Cultura y Las Artes.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!