Profesionales se forman como contrapartes del SAG para certificación de embalajes de madera

Profesionales del área de ciencias silvoagrícolas fueron los asistentes a una nueva jornada de capacitación para contrapartes técnicas ante el Servicio Agrícola y Ganadero, desarrollada por el centro de capacitación Innovegroup y supervisada por el SAG, con la finalidad de formarlos como responsables técnicos en la aplicación de la Normativa Internacional NIMF N°15.

Las jornadas fueron supervisadas por los funcionarios SAG Heikki Soromaa Meza, Coordinador Regional del Programa NIMF Nº15 en la región del Maule, y Juan Pablo Villalobos, Jefe de la Sección Forestal del Subdepartamento de Certificación Fitosanitaria del Nivel Central.

El objetivo fue capacitar a 12 futuros responsables técnicos en la aplicación de esta importante normativa internacional que regula el material de embalaje de madera que se utiliza en el comercio internacional, así como también dar a conocer el Reglamento específico del SAG referente a la autorización de las empresas que certifican los embalajes de madera que se usan para la exportación de diversos productos.

Cabe señalar que en la región del Maule se registran 32 empresas autorizadas por el SAG y 59 cámaras de tratamientos térmicos en operación, las cuales están distribuidas en las cuatro provincias de la región.

Al respecto, el director regional del SAG, Nicanor Cuevas, destacó la importancia de este tipo de actividades, y señaló que “los asistentes recibieron conocimientos técnicos y prácticos de la normativa para realizar la función de Responsable Técnico ante el SAG en una empresa autorizada; ello les permitirá ejecutar tratamientos térmicos en maderas y embalajes de madera utilizados para la exportación; lo cual, sin duda, es un paso muy importante considerando que la región es la que produce la mayor cantidad de volumen de madera certificada para la elaboración de embalajes de exportación del país, alcanzando los cien mil metros cúbicos al año ”.

El curso entregó las herramientas necesarias para la correcta ejecución de labores asociadas a tratamientos térmicos en madera y embalajes de madera, orientados a minimizar los riesgos de dispersión de plagas cuarentenarias por medio del material de embalaje de madera, de acuerdo a lo establecido en el Reglamento SAG. Algunas de las materias abordadas fueron entomología forestal, técnicas para secar la madera, tratamientos térmicos NIMF 15, reglamento específico del SAG para dar cumplimiento a la norma internacional y ética en la actividad profesional. Cabe destacar que como todas las capacitaciones de esta área, se contó con una visita a terreno, la cual permitió conocer in situ los alcances de las materias aprendidas. Asimismo, la jornada finalizó con una evaluación escrita, requisito aprobatorio para convertirse en responsables técnicos acreditados ante el SAG.

Cabe destacar que, para que una empresa sea autorizada por el Servicio como tercero en la realización de tratamientos térmicos, debe contar con elementos técnicos obligatorios, como por ejemplo, disponer de una cámara de tratamiento térmico (HT), disponer de un sistema informático que permita registrar los datos de forma encriptada, contar con un área de resguardo para ejecutar las labores de timbrado de madera y armado de los embalajes de madera previamente tratados, además de contar con un Responsable Técnico, quien actúa como contraparte ante el SAG.

NORMA INTERNACIONAL

En el año 2002 se aprobó la Normativa NIMF 15 en el ámbito de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), con el propósito de armonizar las medidas fitosanitarias para reducir el riesgo de introducción y/o dispersión de plagas cuarentenarias asociadas a los embalajes de madera, elaborados de madera aserrada de coníferas y no coníferas utilizados para el comercio internacional.

La NIMF 15 establece el uso de madera descortezada para la confección de los embalajes y la aplicación de un tratamiento fitosanitario (tratamiento térmico y fumigación con bromuro de metilo) para impedir el alojamiento de plagas, y certificar que el tratamiento ha sido realizado correctamente. Estos tratamientos podrán ser realizados por Terceros Autorizados, bajo la responsabilidad de la Organización Nacional de Protección Fitosanitaria (ONPF) del país de origen, la cual en el caso de Chile corresponde al Servicio Agrícola y Ganadero.

 

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!