Programa de Habitabilidad Rural está enfrentando histórica falta de viviendas entre familias campesinas de la región

“Estamos dignificando a la familia rural con este gran programa, obra de nuestra Presidenta Michelle Bachelet”, afirmó Omar Gutiérrez, director de Serviu Maule.

TALCA.- La puesta en marcha del Programa de Habitabilidad Rural está agilizando la construcción y reparación de nuevas viviendas en localidades y pueblos de la región del Maule.

En las provincias del Maule Sur, en localidades como San Pedro de Armengol, Cancha de los Huevos, Quella, Pocilla, Páhuil, Los Cristales, San Luis, Bajo Llollinco, Los Culenes, La Quinta, El Carmen, Huenutil, Chovellén, Mata de Boldo y San Manuel, entre otras, las familias sin vivienda propia ven cómo sus proyectos habitacionales, finalmente, han logrado ser financiados.

Así lo ha podido constatar el director de Serviu Maule, institución que tiene la misión de revisar, observar y aprobar la totalidad de los proyectos de construcción y reparación de viviendas, así como de mejoramiento del entorno que financia esta nueva política gubernamental.

“Estamos dignificando a la familia rural con este gran programa, obra de nuestra Presidenta Michelle Bachelet. En el Maule Sur hay 372 familias seleccionadas de las provincias de Linares y Cauquenes, a las que hemos reservado el subsidio con proyectos en desarrollo. Esta cifra representa el 57,5% de todos los subsidios asignados a la región del Maule, para familias del mundo rural”, expresó Omar Gutiérrez.

Ejemplo de ello es el comité habitacional “Nevados de Longaví”, organizado hace 12 años por familias del sector Los Cristales, a 8 kilómetros al suroriente de la cabecera comunal. El grupo había intentado infructuosamente acceder a los programas habitacionales del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, pero los costos y requerimientos técnicos para construir en su sector rural hacían inviable financiar la construcción de sus viviendas con subsidio habitacional tradicional.

En abril del presente año resultaron seleccionados en el llamado especial con que fue iniciada de forma piloto el nuevo Programa de Habitabilidad Rural. Con los subsidios reservados, su entidad patrocinante está diseñando una villa con 45 casas que tendrán 77,5 metros cuadrados, 3 ó 4 dormitorios, sala de estar, living-comedor, baño, cocina y un espacio denominado “cocina campesina”, que permitirá a las familias instalar un comedor de diario y una cocina a leña, respetando y conservando las tradiciones del campo chileno.

El Programa de Habitabilidad Rural está siendo muy bien valorado por las autoridades locales, pues se hace cargo de satisfacer las necesidades habitacionales y permite que la gente siga viviendo en su comunidad, cerca de su trabajo y en contacto con sus seres queridos.

“Hubo mucha desesperación  en un momento determinado. La política habitacional implementada nos ha permitido acercarnos a las bases. Muy contento y satisfecho de la política gubernamental implementada por la Presidenta  Bachelet. Gracias a todo el Serviu que, de una u otra manera, han aportado a hacer realidad este anhelado sueño”, subrayó Gonzalo Jara, alcalde de Longaví.

Finalmente, el Seremi de Vivienda reiteró que con esta iniciativa se mejorarán las condiciones de vida de las familias campesinas.

“Este programa le volvió a dar vida a la gente del mundo rural. Nosotros  tenemos muchos grupos organizados. 300 mil maulinos viven en zonas rurales en la región y nosotros tenemos que hacernos cargo de su pertinencia. No pueden pasar 11,12 ó 13 años más para que la gente tenga una solución habitacional”, señaló Rodrigo Sepúlveda.

Los proyectos que tienen el subsidio reservado en las provincias de Linares y Cauquenes, deben ser entregados en septiembre próximo. De ser aprobados por Serviu Maule, se iniciará la construcción de 2 villas para 55 familias, otras 159 viviendas serán levantadas en terrenos de propiedad de las familias y 158 casas serán sometidas a reparaciones.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!