Prototipos tecnológicos ya comienzan a medir material particulado en distintos puntos de Curicó

El proyecto, realizado entre la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, la Universidad de Talca y el Centro Tecnológico Kipus, es con el fin de ayudar en la toma de decisiones respecto a la descontaminación del aire.

CURICÓ.- La Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, la Universidad de Talca y el Centro Tecnológico Kipus dieron a conocer la implementación de distintos prototipos en pequeñas empresas y que ya pronto estarán en condiciones de medir el material particulado que emiten y tomar así decisiones que ayuden a descontaminar el aire.

El denominador común de estas pequeñas empresas es el sistema que utilizan: la combustión a leña, los deseos de utilizar tecnologías limpias y terminar con la contaminación. El objetivo es demostrar que es posible mantener su actual método de combustión.

El académico de la Universidad de Talca y director del Centro Tecnológico Kipus, Felipe Varas informó que ya se han realizado las primeras mediciones, las que han sido exitosas a pesar que los prototipos pronto serán instalados. Ya se han tomado muestras desde la Panadería Freire en Curicó. “Lo primero que hicimos fue medir el material particulado de la chimenea de la panadería en un día cualquiera, para luego levantar de forma exitosa la línea base de emisiones, la cual se va a contrastar con las mediciones posteriores después de instalar el nuevo prototipo”, señaló Felipe Varas.

El equipo, una vez instalado y medidas las emisiones de humo, permitirá conocer su efectividad para eliminar partículas contaminantes en el aire.

Cabe señalar que lo mismo se realizó en Hornitos, empresa productora de empanadas y pan amasado ubicado en otro punto de Curicó. “La idea de un equipo pequeño es que en este horno se mejoren las emisiones a través de un catalizador”, agregó el profesional.

Serán ocho las empresas a las que se les realizarán mediciones de sus emisiones para luego instalar el prototipo.  Entre ellas están el Hotel Raíces con un precipitador electroestático pequeño y en la empresa Olivos y Exportaciones, en la localidad de Los Niches con un recuperador de calor.

Otras de las iniciativas se encuentran en Talca, como un sistema solar para el agua caliente que será instalado en el gimnasio Atenas, o la instalación de un precipitador electroestático en la panadería Don Camilo.

“El objetivo de la instalación de estos equipos es evaluar cuál puede ser el impacto de estas distintas tecnologías en las emisiones de material particulado y de algunos gases de combustión, en condiciones reales. Porque se sabe que estos equipos funcionan en laboratorios, pero esta vez las ponemos en condiciones reales, conociendo además cuanto se puede mejorar en las emisiones en cada empresa con esta tecnología”, puntualizó Felipe Varas.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!