Pymes madereras del Maule ahora pagan menos en energía

Paulatinamente el concepto de eficiencia energética ha ido penetrando en la pequeña y mediana empresa. En la Región del Maule, diversas capacitaciones organizadas por CORMA han puesto el tema sobre la mesa y ya varias compañías están trabajando en la materia.

Desde el 2010 que la sociedad constructora Opazo y Compañía Limitada, empresa maderera ubicada en la comuna de Constitución que tiene ya casi 40 años de existencia, está abordando el concepto de Eficiencia Energética. Iniciativa que le ha permitido a la compañía disminuir en un 7% el consumo eléctrico, entre el 2010 y el 2014, gracias a diversas medidas implementadas, las cuales permiten mantener la productividad, sin la necesidad de afectar la calidad de vida de los trabajadores y además protegiendo el medioambiente.

Diversas capacitaciones y charlas organizadas por la Corporación Chilena de la Madera, CORMA, llevó al gerente de la empresa, Lautaro Opazo, a tomar la decisión de comenzar a llevar a cabo  decisiones que permitiesen hacer frente al aumento del precio de la electricidad.  “Todo nace hace cinco años, a raíz de que empezamos a insertarnos en el tema gremial, especialmente en CORMA. Ahí nos dimos cuenta que la energía era un tema donde teníamos poco control y que su gasto iba subiendo año a año. Así fue como decidimos implementar medidas de eficiencia energética”, señala Opazo.

“Especialmente gracias al Acuerdo de Producción Limpia (APL) que comenzamos a implementar el 2010, nos dimos percatamos que algo se podía hacer y que habían tecnologías, por lo que nos asesoramos con profesionales del área y ellos nos indicaron los pasos a seguir”, agrega el ejecutivo.

La primera medida  fue hacer un catastro de los equipos, con el objeto de realizar mantenciones y renovar los que estaban en mal estado. Posteriormente, implementaron un sistema de banco de condensadores y adquirieron equipos de arranque con partida suave que disminuyen el uso de energía en forma gradual. Además, al ser una empresa industrial, están restringidos en horario para funcionar desde los meses de abril a septiembre (entre las 18.00 y 00.00 horas), por lo que sumaron generadores que funcionasen en base a diésel.

Estas acciones han permitido que la empresa no incurra en mayores gastos, pese a que la electricidad ha ido aumentando su precio año a año. Sobre los resultados obtenidos, el gerente de la empresa no duda en hacer una positiva evaluación, pero también reconoce que el acercarse a CORMA fue fundamental, “ya que a través de sus redes, hemos podido conocer otras experiencias, trajeron expertos en la materia y además está el Acuerdo de Producción Limpia. Todo eso no llevó a tomar la decisión que ha sido más que positiva”.

Debido a lo anterior, no duda en hacer un llamado a las pymes que aún no han incorporado el concepto de eficiencia energética en sus empresas. “El mensaje es que el escenario energético se ve complejo para los próximos años en cuanto a su costo. Por lo que si no toman el toro por las astas, se irán quedando atrás y estarán asumiendo un costo cada vez mayor”.

Eficiencia Energética

La Eficiencia Energética constituye un gran sistema que involucra negocio, responsabilidad medioambiental y sentido de realidad social, donde pueden convivir energías convencionales con las renovables o limpias, lo que conlleva al ahorro de energía.

Este concepto está moviendo un gran mercado en el mundo y tiene un potencial cercano a los US$200 millones anuales en el país, según un estudio realizado por la Fundación Chile y el Programa de Estudios e Investigaciones en Energía (PRIEN) de la Universidad de Chile.

A nivel nacional, el primer antecedente de políticas de Eficiencia Energética se dio el año 2005 con la creación del Programa País de Eficiencia Energética (PPEE) de la Comisión Nacional de Energía (CNE), dependiente del Ministerio de Economía, debido principalmente al crecimiento en la demanda en la materia, así como también por la dependencia energética, el calentamiento global y la expansión del sistema eléctrico.

Actualmente el Plan de Acción del Ministerio de Energía tiene como meta alcanzar un 12% de reducción de la demanda energética proyectada hacia el 2020. Para ello propone una serie de medidas cuyo objetivo es aumentar la eficiencia energética en todo el país. Estas medidas se dividen por sector industrial, minero, transporte y edificación, donde el uso final de artefactos y uso de la leña, más algunas propuestas orientadas a generar un cambio cultural en la población, transversales a todos los sectores mencionados, se encuentran dentro de las principales iniciativas.

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!