¿Qué beneficios tiene la escritura de una vivienda comprada con subsidio?

El documento marca el cierre del ciclo en la obtención de un subsidio habitacional, consolida la propiedad legal del inmueble y trae asociada otra serie de beneficios.

TALCA.- La entrega de la escritura es uno de los momentos más esperados por las familias que acceden a un subsidio para vivienda social, aseguró el Director de Serviu Maule.

“Nosotros como ministerio siempre tenemos un momento muy importante, cuando terminamos la tarea, cuando entregamos las llaves. Pero para las familias, el momento más relevante es cuando a través de este documento, que es la escritura, se hacen propietarios, tienen la seguridad del dominio sobre su vivienda y eso establece una diferencia un hito y un momento histórico para las familias”, dijo Omar Gutiérrez.

Así lo reflejan las opiniones de los más diversos dirigentes habitacionales, luego de recibir este documento en ceremonias organizadas por Serviu Maule.

“Toda la gente está feliz porque ahora tienen un documento que acredita que son dueños de un pedacito de tierra. Ahora tenemos algo que es propio, algo que luchamos por bastante años y ahora ya tenemos nuestra escritura y con eso quedamos bastante contentos y felices”, señaló Roberto Marchant, presidente del Comité Villa Ilusión de la localidad de Santa Rosa en la comuna de Río Claro.

“Es un momento feliz, ya nada más de pena. Ahora a disfrutar nuestras lindas casas, que con orgullo decimos nuestra casa, mi casa. Este fue un proceso difícil pero hoy se concreta. Lo que más cuesta es lo que más se disfruta y hoy lo estamos disfrutando”, explicó Cristina Álvarez, presidenta del comité Cardenal Samoré en el pueblo de Maule.

El ser propietario legal de una vivienda aporta tranquilidad y estabilidad. El grupo familiar que vive “en lo propio” ya no tiene que preocuparse del arriendo o las mudanzas.

La familia puede proyectares a largo plazo, utilizar su hogar para desarrollar pequeños emprendimientos y negocios por cuenta propia.

Las familias saben que con la escritura en la mano se inicia una nueva etapa porque las políticas habitacionales implementadas por los gobiernos de la Presidenta Michelle Bachelet, han permitido que las familias no solo queden en condición de propietarios.

Con la escritura en mano pueden postular de forma individual o colectiva a proyectos de ampliación y mejoramiento que otorgan respuesta a las necesidades de mayor superficie y habitabilidad.

Ejemplo de ello es el Programa de Protección del Patrimonio Familiar, a través del cual las familias propietarias de una vivienda social cuya tasación no supere las 650 UF, pueden postular a proyectos de mejoramiento en las terminaciones o en los entornos comunes, ampliación, acondicionamiento térmico e, incluso, la instalación de colectores solares para generar agua caliente.

En la región del Maule ya son más de 100 mil las obras ejecutadas con este apoyo financiero, lo que da cuenta del esfuerzo de dirigentes y la efectividad de las políticas habitacionales en generar equidad y mejores condiciones de vida a las familias que por sus limitados ingresos no pueden intervenir sus viviendas.

Junto con todo lo anterior, la familia con la escritura en la mano tiene una propiedad habitacional que forma parte de su patrimonio y por tanto es heredable. Y pasa a formar parte de una comunidad de vecinos que si está bien organizada puede mejorar ostensiblemente el entorno de su vivienda.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!