«Regalo al 2% más rico»: Briones afirma que retiro de AFPs beneficia a sectores de más ingresos

Este domingo el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, nuevamente criticó el proyecto de ley que busca permitir que los afiliados realicen un segundo retiro de hasta el 10% de sus fondos de pensiones.

El secretario de Estado sostuvo que la iniciativa beneficia a los sectores de mayores ingresos, calificándolo como un «regalo».

«Sabia ud. que nuevo proyecto de «retiro 10%», regala al 10 % de mayor ingreso, con cargo a todos los chilenos vía no pago de impuestos, una cifra similar a lo que podría retirar el 20% más pobre? Y que regalo a 2% más rico llega a 80% de ese retiro? Vaya progresividad tributaria (sic)», señaló el ministro en su cuenta de Twitter.

El pasado viernes la iniciativa comenzó a ser revisada en el Senado, en la Comisión de Constitución, la cual contó con la participación de Briones y del subsecretario de Previsión Social, Pedro Pizarro.

El presidente de la instancia, el senador Alfonso de Urresti (PS) anunció que se citará a sesión durante la próxima semana para continuar con el debate y proceder a votar.

Una vez en Sala, el texto necesita de la aprobación de 26 senadores para lograr el quórum de tres quintos. No obstante, se buscaría llegar a los 29 votos para cumplir con dos tercios de los parlamentarios y evitar un posible requerimiento ante el Tribunal Constitucional por parte del oficialismo o el Gobierno.

En caso que el Senado apruebe el proyecto de ley en los mismos términos que viene desde la Cámara de Diputados, este será despachado del Congreso, quedando listo para ser promulgado como Ley por el Presidente Sebastián Piñera, siempre y cuando este no decida formular algún veto, aunque este es un escenario poco probable si se logran los dos tercios en ambas cámaras, puesto que es el quórum que se requiere para rechazar este tipo de atribución del Jefe de Estado e insistir en el proyecto original.

Si durante el trámite en la Cámara Alta se le introducen cambios al texto, este debe regresar a la Cámara de Diputados, la cual deberá ratificar dichos cambios. De no aprobarse las modificaciones, se conforma una Comisión Mixta destinada a resolver las discrepancias. También se llegaría a Comisión Mixta en caso de que el Senado rechace el proyecto en su totalidad.