Remodelaron flamante biblioteca central de Maule

Después de dieciocho años funcionando en oficinas anexas al DAEM, la Biblioteca Municipal de Maule reabrió sus puertas con un reconocido sentido de modernidad en Avenida Balmaceda.

MAULE.- Con apoyo de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM) se aprobó un proyecto con cargo al fondo del programa de mejoramiento integral de bibliotecas.

Aquello data del 24 de junio de 2015 mediante resolución exenta N° 667 y que hoy es realidad.

Se trata de un espacio que ha sido dotado de tecnología de punta para facilitar a los usuarios la búsqueda de las últimas novedades en el mundo de la globalización digital.

Para el alcalde Luis Vásquez “esto es muy importante para que nuestros niños de Maule, comuna agrícola y de temporeros, hagan sus tareas y progresen. Que el día de mañana sean grandes profesionales. Leer les permite potenciarse”, dijo tras el emotivo corte de cinta.

La remozada Biblioteca Municipal tuvo un costo de 46 millones 64 mil pesos de construcción y 18 millones 661 mil pesos en equipamiento con cargo a un Programa de Mejoramiento Integral (PMI).

El Jefe Provincial de Cauquenes, Carlos Campano señaló que “este es un adelanto sustancial en beneficio de la comunidad. Aquí se está haciendo una labor a escala humana. Necesitamos espacios para que la gente se cultive, así que agradecer a Dibam y a Biblioredes porque esta es una prueba de la democratización la cultura y ponerla al alcance de todos y todas”.

Es decir, el usuario y usuaria encontrará textos tanto impresos como digitales que les permitirá acercarse al mundo y su modernidad.

La encargada de este espacio, la bibliotecaria Rosa Morán expresó “que desde el momento en que ha sido inaugurada, vienen nuevos desafíos. Es que la cultura tiene que extenderse a otras manifestaciones. Queremos alfabetizar a toda la comunidad. La computación es súper importante, por lo tanto ofreceremos cursos en exel, word, power point, redes sociales y Gobierno electrónico. Basta que se acerquen y se inscriban”.

Es decir, el mundo evoluciona y también las bibliotecas, como un lugar cómodo, acogedor y agradable para el reposo del usuario y el encuentro con la expresión de la literatura.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!