Revelan que más de seis mil pacientes con VIH fueron eliminados de las listas con garantías GES

Coordinadora Nacional de Atención en VIH-Sida acudió hasta la Contraloría General de la República pidiendo realizar una auditoría en profundidad. Lo anterior aumentó el malestar y la preocupación entre los activistas.

TALCA.- Actualmente, entre un 35 y un 40 % de los nuevos diagnósticos se realizan de manera tardía, cuando el paciente ya tiene Sida o las defensas muy bajas. Por ello fue recibida con preocupación y alarma la noticia que seis mil 425 personas fueron eliminadas de las listas de Garantías Explicitas en Salud -GES-, hecho que motivó el malestar de la Coordinadora Nacional de Atención en VIH-Sida, quien efectuó una denuncia formal a la Contraloría General de la República, solicitando una auditoria en profundidad al programa VIH-Sida del Ministerio de Salud.

Según las últimas proyecciones del Ministerio de Salud, las notificaciones de VIH-Sida en Chile, describen una tendencia al alza que inquieta a expertos y activistas, ya que al menos unas 70 mil personas viven con VIH y de las cuales más de 30 mil se atienden el sistema público. El plan Nacional de VIH que impulsó el gobierno en mayo pasado, dentro de sus objetivos se propuso identificar a las más de 25 mil personas que viven con este virus y desconocen su situación.

Complejo escenario que no ha pasado a desapercibido para  las organizaciones dedicadas al abordaje de la enfermedad, quienes han alertado públicamente su  preocupación por la demora en la entrega de los test rápidos y los preservativos en los Centros de Salud a lo largo del país, Lo que ha puesto en evidencia que el sistema sanitario no está preparado para recibir a las personas interesadas en recibir atención o en brindar un servicio de acompañamiento adecuados, hecho que motivo a la Coordinadora Nacional de Atención en VIH-Sida a interponer un  recurso de protección, en contra del Ministerio de Salud.

Sin embargo, a pesar de los anuncios y los esfuerzos desplegados por la autoridad de salud, la situación se ha ido agravando a medida que se han conocido nuevos antecedentes, tanto así, que un reportaje de Ahora Noticia, reflejó una grave realidad, que ha encendido las alarmas y la preocupación en torno a la atención de salud de miles de personas que viven con VIH, y que fueron eliminadas de las listas con garantías GES,  a través de una solicitud vía Ley de Transparencia se pudo acceder a los registros de miles de usuarios con VIH que fueron borrados de los listados.

De los más de seis mil pacientes borrados, cinco mil 913 fueron exceptuados en etapa de diagnóstico en la atención primaria. Entre las causales que más se repiten, destacan la inasistencia, los contactos erróneos y personas postergadas por el mismo sistema de salud.

“Esto es algo muy grave, es inconcebible que seis mil personas sean eliminadas por presentar domicilios falsos o teléfonos que no corresponden. Aquí ha habido un incumplimiento de una garantía establecida en la ley, que ha expuesto a los afectados a situaciones que ponen en riesgo la salud y la integridad de la vida, por ello se requiere una investigación caso a caso para determinar en definitiva, si la excepción de la garantía GES trajo consecuencias para la salud de la persona afectada y determinar las responsabilidades que corresponda por una falta de diligencia por parte del personal clínico o administrativo del sistema de Salud” señaló enfático Michael Díaz Secretario Ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Atención en VIH-Sida.

El dirigente agrego “hemos oficiado esta mañana al Contralor General de la República , a fin que instruya una auditoria en profundidad a los programas de atención del VIH, no es posible que seis mil 425 personas no estén recibiendo la atención necesaria, acá estamos hablando de una negligencia brutal del Ministerio de Salud, por ello es necesario que esta situación se aclare a la brevedad y que las personas afectadas reciban la prestación medica que les corresponde” afirmó el secretario Ejecutivo de la ONG Maulina.

En el oficio dirigido al Contralor General, la Coordinadora Nacional de Atención en VIH-Sida plantea que, “acá se configura claramente una falta de servicio, por parte de los funcionarios y las autoridades de salud, puesto que incurrieron en una  conducta contraria  a la esperada  en razón del cargo y la responsabilidad que les corresponde, este incumplimiento de la ley solo profundiza la crisis del VIH-Sida en el país” señala el escrito.

El oficio advierte sobre las consecuencias para la salud y la integridad de las personas, además de la responsabilidad patrimonial del Estado  “esta situación podría tener graves consecuencias para su salud pública, ello porque los usuarios al no recibir una atención médica oportuna han estado expuestos a padecer el debilitamiento de su sistema inmunológico, lo que pone en riesgo la salud y la calidad de vida de dichas personas, de ahí que sea razonable que el estado tenga la obligación de reparar los daños causados y que la responsabilidad o la negligencia administrativa de los funcionarios involucrados deba ser aclarada” sentencia el documento.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!