Rusia registra primera vacuna contra el coronavirus e informa fecha de distribución

Rusia desarrolló la «primera» vacuna contra el coronavirus, que otorga una «inmunidad duradera», declaró este martes el presidente ruso Vladimir Putin durante una videoconferencia con miembros del gobierno retransmitida por la televisión.

La vacuna fue bautizada con el nombre «Sputnik V» (V de Victoria) en homenaje al satélite soviético.

Según el presidente del fondo soberano implicado en su creación, Kirill Dmitriev, la producción industrial de la vacuna, de la cual 20 países han encargado ya 1.000 millones de dosis, comenzará en septiembre.

En tanto, según el registro nacional de medicamentos del ministerio de Salud, la vacuna será distribuida el 1 de enero de 2021.

«Esta mañana, por primera vez en el mundo, se ha registrado una vacuna contra el nuevo coronavirus», dijo Putin. «Sé que es bastante eficaz, que otorga una inmunidad duradera», agregó.

Putin afirmó incluso que una de sus hijas fue inoculada con la vacuna: «Una de mis hijas se aplicó esta vacuna. Creo que participó en los experimentos», dijo Putin, según la agencia Interfax, agregando que tuvo un poco de fiebre «y nada más».

Esta vacuna será distribuida el 1 de enero de 2021, según el registro nacional de medicamentos del ministerio de Salud, consultado por las agencias de prensa rusas.

La vacuna de Rusia es un vector viral a base de adenovirus que se combina con la proteína del virus SARS-CoV-2 para inducir una respuesta inmune en el cuerpo.

Al abordar las especulaciones sobre la seguridad y eficacia de la vacuna, Alexander Gintsburg, director del Centro Nacional de Investigación de Gamaleya, sostuvo que la vacuna no puede dañar el cuerpo, debido a que no hay manera que el patógeno se multiplique en el organismo; por el contrario, precisó que el fármaco permite el desarrollo de inmunidad.

Si bien la vacuna rusa recibió el visto bueno de las autoridades sanitarias, los expertos cuestionan la manera tan rápida que se llevó a cabo el desarrollo de la misma y los estudios con pocos candidatos que se efectuaron para probar su eficacia.

Alexander Chepurnov, exjefe de enfermedades infecciosas de Vektor, se mostró escéptico sobre los datos proporcionados por el gobierno ruso. «El peligro está ahí en términos de la posibilidad de aumentar la gravedad de la enfermedad con la vacuna incorrecta», aseguró el especialista.

Sin embargo, los cuestionamientos no solo provienen de especialistas de ese país, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha aconsejado a las autoridades rusas que procedan de acuerdo con las pautas ya establecidas para producir una vacuna contra el coronavirus segura y eficaz.