SAG finaliza instalación de 51 mil dispositivos en la región del Maule para controlar la Lobesia

1.020 Hectáreas urbanas fueron las que abarcó el último operativo de instalación de confusores sexuales dela Región del Maule, como parte del programa Nacional de Lobesia botrana del SAG.

La actividad, que tenía como fecha límite este 15 de septiembre, finalizó el pasado fin de semana con la instalación de 51 mil emisores de confusión sexual en zonas urbanas de provincia de Curicó, Linares y Cauquenes, abarcando 560 hectáreas en Molina, 230há. en las Provincias de Linares y230 há. en la Provincia de Cauquenes.

Este operativo forma parte fundamental de la estrategia nacional del programa, la cual fue consensuada entre el SAG y el sector privado, con la finalidad de detener el avance de la Lobesia en las regiones afectadas y principalmente en la zona del Maule, en la cual está presente en más de 25 mil hectáreas, de 51 mil existentes con plantaciones de viñedos.

La Lobesia botrana es una polilla que afecta a la uva de viñas y parrones caseros alimentándose de sus frutos. El SAG la declaró como control obligatorio el 2008, debido al grave daño que produce al deteriorar la fruta e inducir su pudrición a través de las perforaciones, ya que su larva se desarrolla al interior de ellos.

Dado el ciclo biológico de la plaga y según los estudios y análisis realizados por profesionales del SAG en generaciones anteriores del insecto, luego del 15 de septiembre el insecto comienza el ciclo adulto y con ello los vuelos de la plaga, por ello la importancia de terminar esta importante labor antes de esta fecha. Al respecto, el director regional del SAG, Nicanor Cuevas, agradeció el apoyo de la comunidad y de los profesionales del SAG quienes realizaron una ardua labor para lograr la instalación de esta importante cantidad de dispositivos; “primero agradecer a la comunidad el haber colaborado con esta importante acción del Servicio y permitirnos el ingreso a sus hogares para la instalación de los confusores; luego, también destacar el maratónico trabajo de los técnicos y profesionales del programa de Lobesia, quienes comenzaron el pasado 1° de Septiembre esta actividad, y hoy, podemos decir con orgullo que hemos logrado nuestra tarea de instalar los 51 mil dispositivos en las más de mil hectáreas en la región que están bajo control urbano”, señaló.

Durante octubre el SAG da inicio al periodo de aplicaciones químicas en predios agrícolas afectados por Lobesia, y que se encuentran bajo el área de control establecidas por el SAG. El calendario de estas aplicaciones será publicado oportunamente en la página web del Servicio, www.sag.cl, durante ese período. Cabe destacar que los predios de vid, arándanos y ciruelos que se encuentran bajo áreas de control SAG, deben realizar de manera obligatoria, la aplicación de  un método de control, acción amparada en los programas operacionales de trabajo firmados entre el SAG y el agricultor; de no respetarse esta normativa, el SAG está habilitado para cursar las multas correspondientes.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!