SAG liberó en el Maule controlador biológico de plaga forestal

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) efectuó la liberación del controlador biológico de la plaga forestal, Sirex noctilio, Deladenus siricidicola, a través de la inoculación de más de 1.400 árboles de pino enfermos en la región del Maule.

TALCA.- Los ejemplares de Deladenus siricidicola pertenecían al Laboratorio SAG de Control Biológico, existente en Osorno, y fueron preparados por funcionarios del programa de Vigilancia y Control Forestal de la Región del Maule, para posteriormente ser introducidos en árboles de pino afectados por la plaga.

Cabe mencionar que, la avispa de la madera del pino, Sirex noctilio, corresponde a una plaga de origen europeo, la cual se detectó por primera vez en Chile durante el año 2001. La importancia de este insecto radica en el hecho que provoca la muerte de los pinos que ataca, debido a que las hembras colocan sus huevos dentro del tronco, junto con una sustancia tóxica producida por ellas, que mata los árboles. Debido al potencial daño que este insecto exótico puede provocar sobre las plantaciones de pino, el SAG declaró el control obligatorio de la plaga mediante la Resolución N° 2.630 de 2001, reemplazada actualmente por la Resolución N°2.758 de 2009 (modificada por Resolución Nº 8.060 de 2010). A través de estos documentos se establecen las medidas fitosanitarias de control oficial de Sirex noctilio en Chile.

Deladenus siricidicola es un nemátodo que fue introducido por el SAG a Chile y que se utiliza con éxito para el control del Sirex noctilio, en países como Australia, Brasil y Nueva Zelanda.

La dispersión del nemátodo se realiza a través de las hembras de Sirex noctilio, las que al colocar sus huevos en árboles que han sido inoculados con el nemátodo, generan ejemplares estériles con ovarios atrofiados, evitando su descendencia. Dado lo anterior, son las mismas hembras de Sirex las que contribuyen a dispersar el controlador hacia otras áreas, al buscar su reproducción en distintos árboles.

Al respecto, el director regional del Servicio, Cristian Lara, señaló que “esta actividad forma parte del programa anual de la unidad de vigilancia y control forestal en la región, quienes se ocupan de llevar a cabo estas inoculaciones en pinos dañados por Sirex noctilio, plaga forestal que puede provocar un importante daño si no se controla”.

Cabe hacer notar, que el Servicio Agrícola y Ganadero desde hace un tiempo trabaja además en la implementación y dispersión de otros controladores biológicos para Sirex, como son los insectos, enemigos naturales, Ibalia leucospoides y Megarhyssa nortoni, que también constituyen una valiosa herramienta para el control de la plaga.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!