Se implementará Kiosco ecológico y puntos verdes en el Parque Nacional Radal Siete Tazas

“Pretendemos dar a conocer las maravillas de nuestro Parque Nacional, su flora y fauna, junto con indicar cómo preservar la naturaleza y preservar el lugar causando el menor impacto posible” dijo la encargada comunal del Medioambiente.

MOLINA.- Por lo mismo, la Municipalidad hizo al Parque Nacional parte de la red de más de 100 puntos verdes que ha venido implementando a lo largo de la comuna. Éstos consisten en canastos para depositar las botellas plásticas PET 1 y las latas de bebida, las cuales son recogidas periódicamente por la empresa Hoja Verde.

Los contenedores fueron instalados en puntos estratégicos, como el mirador de El Velo de la Novia, Parque Inglés, Siete Tazas y la Escuela Radal. Además, comenzó a funcionar un kiosco ecológico, el cual permitirá no sólo el comercio de productos, sino también entregar información turística y contribuir a educar a la población en el cuidado del entorno.

Así lo explicó la Encargada Comunal de Medioambiente, Carla Escandor, quien detalló que “pretendemos dar a conocer las maravillas de nuestro Parque Nacional, su flora y fauna, junto con indicar cómo preservar la naturaleza y preservar el lugar causando el menor impacto posible”.

La profesional también comentó que “esta iniciativa de nuestra alcaldesa, Priscilla Castillo, nos permite no solo cuidar este verdadero pulmón verde que tenemos, sino que también ayuda a que comencemos a cambiar la mentalidad de la gente para que todos colaboren con el cuidado medioamiental”.

Acompañada por la Corporación Municipal de Turismo, Carabineros y la Corporación Nacional Forestal (Conaf), Carla Escandor también dijo que se está trabajando en Ordenanzas Ambientales para poner énfasis en el cumplimiento de la preservación natural, como por ejemplo, la disminución del uso de bolsas plásticas.

La ceremonia contó con la presencia de turistas, quienes pudieron deleitarse con una muestra del baile nacional. Al ritmo de la cueca, los entusiastas viajeros entregaron sus opiniones sobre lo anunciado.

Entre los visitantes, Rosa Soto, procedente de Santiago, se mostró sorprendida con la medida, la que considera “muy buena, porque así la gente aprende a proteger y no habrá tanta basura. Con esto, el próximo año no iré a la playa, me vendré al tiro para acá”.

Misma impresión se llevó Nicole Cepeda, quien comentó que “es primera vez que vengo a Molina y lo encontré muy bonito, porque en otras partes de Chile está lleno de basura. Definitivamente, recomendaría a los demás que visiten la comuna”.

Tanto los puntos verdes como el kiosco ya se encuentran funcionando, por lo que el llamado del municipio molinense es a usarlos y a ser responsables con los residuos que se dejan en el Parque Nacional Radal Siete Tazas.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!