Senadores adelantan respaldo a proyecto que prohíbe que las escuelas obliguen a la suministración de medicamentos

Pese a que se solicitó segunda discusión, “por la importancia y significación del tema”, los senadores que intervinieron en Sala criticaron que la excesiva medicación y el sobre diagnóstico estén presentes en las aulas.

Impedir que los establecimientos educacionales condicionen la incorporación, asistencia o permanencia de los estudiantes al consumo de medicamentos para tratar trastornos de conducta, es el principal objetivo del proyecto de ley que comenzó a ser analizado por la Sala de Senado.

La moción, en segundo trámite constitucional, fue valorada durante la jornada, pero a solicitud del senador David Sandoval, se realizará una segunda discusión,  “por la gran significación e importancia”, de la norma, sentenció el legislador.

Con todo, el proyecto propone modificar la ley General de Educación y la ley sobre Subvención del Estado a establecimientos educacionales, en el sentido de prohibir que se condicione la permanencia de estudiantes al consumo de medicamentos para tratar trastornos de conducta, haciendo referencia –principalmente- a trastornos de déficit atencional e hiperactividad.

Al respecto, la senadora Yasna Provoste, recordó que el texto legal ha tenido respaldo transversal y que la propia Superintendencia de Educación ha redactado sendos dictámenes en orden a que establecimientos no pueden obligar a padres y apoderados a suministrar medicamentos con el propósito de mantener la matrícula, sumado a lo establecido por la OMS. La legisladora, además, llamó a cuidar los diagnósticos y la alta tasa de suicidios que se desencadenan en torno a este tema.

La iniciativa es “una campanada de alerta”, señaló el senador José García Ruminot, quien transparentó que “cuando recién conocí este proyecto me pareció increíble que tuviéramos que legislar esta materia. Es sorprendente que en algunos colegios se les obligue a consumir medicamentos para permanecer (…)”.

Luego, el senador Juan Ignacio Latorre hizo presente una urgente política de salud mental en los centros de educativos, para así atacar el problema de fondo. “Chile tiene altas tasas de suicidios infanto juvenil, por ello no se deben abordar solo los síntomas con medicamentos”. En otro orden el parlamentario cuestionó “el incentivo perverso que implica el actual sistema escolar con subsidio por asistencia”.

“Permitir que nuestros niños y jóvenes sean medicados es una vulneración a sus derechos fundamentales”, recalcó la senadora Ximena Rincón. “Cuando decimos que los niños deben ser nuestra primera preocupación, ¡esto no puede ocurrir!”, manifestó y añadió que también se está faltando al derecho de la educación, a la igualdad y a la salud.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!