Senda recorrió Pubs Talquinos entregando mensaje preventivo

0

El Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) junto a los fiscalizadores de la Seremi de Transporte y Carabineros de Chile, realizaron un fuerte llamado a la prevención y al autocuidado para este fin de semana largo en locales nocturnos de Talca. Durante la campaña, las autoridades entregaron la pulsera “Conductor designado”, para motivar positivamente a quien sea el responsable de conducir  sin haber consumido alcohol al regresar a casa.

Resultados del último Estudio Nacional de Drogas en Población General realizado por SENDA (2012) muestran que el 40,8% de la población de 12 a 64 años de edad declara haber consumido alcohol en el último mes, de los cuales un 52,1% reconoce haber consumido 5 o más tragos (4 o más para la mujeres) en una misma ocasión, en igual período de tiempo. Este patrón de uso es particularmente nocivo en población joven, quienes son los más expuestos a situaciones de riesgo, incluyendo accidentes y lesiones que producen un gran impacto sanitario y social.

A nivel país en población general el consumo de alcohol alcanza en los hombres un 49,2% y en mujeres un 32,5%. Además, la evidencia científica también indica que el consumo de alcohol de menor riesgo se encuentra bajo los 20-30 gramos diarios de alcohol puro en hombres y en cantidades menores en la mujer (incluso sobre 12 g, en mujeres, se asocia a un aumento del riesgo de cáncer de mama), pues sobre estas cantidades diarias aumenta el riesgo de ocurrencia de más de 200 enfermedades crónicas.

Al finalizar, Patricia Gajardo Pinto, directora regional del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) reforzó “se nos acerca un fin de semana largo y queremos hacer un llamado a no beber en exceso y a disfrutar de este fin de semana santo sin arriesgar la vida ni poner en riesgo la de los demás. Esto es, no consumir alcohol si va a manejar cualquier tipo de vehículo, sabemos que los rangos de medición ahora son más exigentes porque se disminuye la tolerancia al alcohol en la sangre de 1,0 gr/h a 0,8, desde inicio de la ley Tolerancia Cero, por lo que aumenta a quienes se considera en estado de ebriedad”.