Sercotec entregó primeros subsidios Reemprende tras incendios forestales

16 beneficiarios se repartieron $58 millones para pequeños empresarios.

NIRIVILO.- En la plaza de Nirivilo se entregaron los primeros 16 subsidios Reemprende, del Servicio de Cooperación Técnica, Sercotec, a emprendedores maulinos afectados por los incendios de enero y febrero pasado. Se trata de micro y pequeños empresarios que perdieron sus negocios en San Javier, Constitución, Cauquenes y Empedrado.

El coordinador nacional de la Reconstrucción, Sergio Galilea, explicó que gracias al “esfuerzo de Sercotec, Corfo y Sence, hemos cubierto cerca del 70 o 75 por ciento de población afectada, vista como actividades productivas y empleos generados, y ciertamente podremos llegar al 100% en las próximas dos semanas. Significa mucho porque para esta gente este impulso permite reemprender en el mismo lugar o en otro, o en otra línea de actividad o en la misma. No basta con que reconstruyamos las  viviendas rurales –que ya llevamos 83 por ciento- o con que iniciemos la pavimentación en Santa Olga… todo está en programa para comenzar a reconstruir en 60 días”.

Al respecto, el gerente de Sercotec, Bernardo Troncoso, señaló que para entregar estos recursos se hizo “un catastro, se conversó con ellos y se hizo una ficha de inversión, por lo tanto hay un subsidio -es decir, recursos que no se devuelven- para levantar sus negocios. No cubre el valor total de lo que perdieron, pero permite reactivar la producción. Esta es una primera entrega a 16 beneficiados y vamos a terminar entregando estos dineros a todos quienes fueron afectados los primeros días de abril”.

Troncoso agregó que estos empresarios afectados por los incendios, “son personas con iniciación de actividades en el SII, de zonas rurales, por lo tanto hicimos una muy buena alianza con el Ministerio de Agricultura. Estamos abordando procesos de transformación, prestación de servicios, producción alimentaria, turismo, por lo tanto hemos coordinado con el Gobierno Regional del Maule para abordar a todos los pequeños afectados con un promedio de cuatro millones de pesos”.

Coincidiendo en ello, el intendente, Pablo Meza resaltó que la tragedia del verano recién pasado afectó a un conjunto de “actividades económicas muy diversas en el Maule, no solo en Santa Olga, sino en otros sectores de la región. Y ese es el esfuerzo que están haciendo Corfo y Sercotec, y el Ministerio de Agricultura con sus servicios, para abordar a casi la totalidad de los damnificados en sus propios territorios. Les doy las gracias –a los damnificados- por el coraje y el empeño; los emprendedores son así, no hay emprendedores sin coraje ni empeño. Cuando les va mal una vez, siempre tienen  fuerzas para reiniciar otra actividad”.

Para el seremi de Economía, Patricio Domínguez, al entrega de certificados en Nirivilo “muestra lo cohesionado que está trabajando el gobierno regional y su gabinete económico de Emergencia”. Por otra parte, el alcalde de San Javier, Jorge Silva, destacó que “Sercotec y su gerente general, y el subsecretario de OOPP y coordinado de Reconstrucción estén acá en Nirivilo -junto al intendente. y hayan elegido la comuna nuestra para esta ceremonia, porque también fue castigada por los incendios y entreguen esta ayuda a nuestros vecinos para que se pongan de pie”.

EMPRENDEDOR DESTACADO

Aquiles González tenía una ferretería en Santa Olga, con ocho empleados. El incendio forestal de febrero de este año destruyó todo. Aunque el panorama era desolador en esa parte del Maule, Aquiles no se dejó abatir y decidió reconstruir su negocio a 100 metros del cruce, camino a Empedrado. Sin embargo, el dinero se hace poco, pues decidió no despedir a sus trabajadores.

“Estaba modernizando mi local, estaba justamente ampliando para que los trabajadores tuvieran más espacio. Estábamos haciendo una cocina, conectándonos a la red de alcantarillado que había llegado hace poco, pero no alcanzamos. Esto me pilló desprevenido, nunca pensamos que esto se iba a quemar, y fue 100 por ciento de pérdida. No alcancé a sacar nada, adentro había una camioneta, tenía una casa atrás donde vivía uno de los trabajadores…”, dice González.

Este emprendedor de Constitución, señala que “esto me afectó mucho, es la segunda vez que pierdo mi negocio. Antes tenía la ferretería en Constitución y con el terremoto y tsunami perdí todo: se cayó el techo, entró el agua, saquearon lo que quedaba. Me vine acá a Santa Olga para estar lejos del agua (ríe, resignado). Además quise ampliar el negocio a la parte lubricantes y neumáticos, porque acá no había para abastecer Empedrado y Santa Olga y a los aserraderos. La verdad es que estábamos muy bien”.

 Aquiles explica que dudó al momento de reiniciar su ferretería, “pero también pensé que esto no podía quedar así, destruido, y que en algún momento va a volver la gente, que van a reconstruir Santa Olga. Además, la gente que trabaja conmigo también perdió todo, entonces me puse en su lugar. Una semana después del incendio ya estábamos limpiando el terreno, trazando…  fue tanto el calor del fuego, que se fundió el porcelanato, se fundió todo, no quedó nada”.

Sobre el subsidio Reemprende, de Sercotec, que recibió este viernes en Nirivilo, González comenta que “me va a ayudar a ponerme de pie más rápido y también para poder darle tranquilidad a mi gente de que voy a poder seguir trabajando con ellos y pagándoles sus sueldos. Esto me da más energía y me pone contento porque voy a poder abrir antes de lo presupuestado, en unos 15 días. Es un apoyo muy importante”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!