Sernac y PDI lanzaron la campaña “tarjeta segura” para prevenir las clonaciones

Con esta iniciativa, las instituciones buscan que los consumidores conozcan los riesgos y adopten las medidas de seguridad para evitar ser víctimas de este tipo de delitos.

TALCA.-Con el propósito de dar a conocer los riesgos y poder prevenir las clonaciones de las tarjetas de crédito, el SERNAC y la PDI lanzaron una campaña informativa denominada “Tarjeta Segura”. En una actividad realizada en el centro de Talca, el Director Regional del SERNAC, Esteban Pérez, y el jefe de la Brigada Investigadora de Delitos  Económicos de la PDI, subprefecto Luis García, les entregaron a los transeúntes un volante informativo denominado “Tarjeta Segura”, previene la clonación.

Este díptico contiene una serie de recomendaciones que hay que tener presente al momento de usar las tarjetas de crédito, ya sea, al sacar dinero desde los cajeros automáticos como al utilizarlas como medio de pago en el comercio.

Reclamos

Durante el primer semestre de este año, el SERNAC recibió 1.417 reclamos  relacionados con la clonación de tarjetas de crédito, esto es, un 27% más que en el mismo período del año 2015 (1.120 casos).

Del total de los reclamos ingresados por clonación durante el primer semestre del 2016 y que a la fecha se encuentran cerrados, sólo un 46% fueron respondidos favorablemente por las empresas, mientras que un 49% no fueron acogidos. El 5% restante corresponde a otros motivos de cierre, por ejemplo, no fueron respondidos por las entidades o  no existían antecedentes suficientes para tramitarlos, entre otras.

Asimismo, durante este período y por posible fraude o suplantación de identidad, el SERNAC recibió alrededor de 704 reclamos, este tipo de reclamos se refieren por ejemplo, a compras realizadas por terceros a través del uso de tarjetas y cédulas de identidad robadas.

Por su parte, durante el primer semestre de este año, la PDI recibió 2.334 denuncias

por uso fraudulento de tarjetas de crédito y débito, iniciando durante este mismo período 2.225 investigaciones, que se tradujeron en la detención de 49 personas por realizar este tipo de delitos.

Manual de uso seguro de las tarjetas de crédito

Existen dos puntos de contacto donde los usuarios están más expuestos a ser víctimas de los delitos de clonación de sus tarjetas de crédito: los cajeros automáticos y las máquinas para realizar pagos en el comercio.

En el caso de los cajeros, la recomendación a fijarse en el lector de tarjetas, pues en esta zona se ubican habitualmente los “skimmers” o dispositivos utilizados para clonar las tarjetas. Además, hay que mirar las ranuras de las salidas de dinero y el teclado, pues allí se podrían ubicar disposiciones para realizar las clonaciones.

En el caso de las máquinas para realizar pagos, los delincuentes habitualmente reemplazan la máquina por una que clona tarjetas o también, mediante un “skimmers” adulterado, almacenan los datos digitalmente.

Consejos para evitar ser víctima de clonación:

  • Evite ocupar cajeros en lugares aislados o con personas desconocidas cerca.
  • No pida consejos a desconocidos ni acepte recomendaciones.
  • Revise si hay elementos extraños en la ranura de la tarjeta, el teclado o la salida del dinero.
  • Ante cualquier elemento extraño en el cajero, no haga la operación y comuníquelo al banco.
  • Revise el entorno del cajero en busca de micro cámaras ocultas apuntando al teclado.
  • Tape siempre el teclado con su otra mano cuando digite su clave secreta.
  • Después de contar discretamente su dinero, asegúrese de retirar la tarjeta, esperando que la pantalla vuelva al inicio y guarde los comprobantes obtenidos.
  • Cambie su clave frecuentemente. Use códigos alfanuméricos difíciles de adivinar y memorícelos.
  • No pierda de vista su tarjeta al pagar y nunca permita que pase por más de un lector. Si sospecha, ingrese una clave errónea para pagar; ya que si la compra es aceptada, la máquina está clonando su tarjeta. Avise inmediatamente a la policía.
  • Revise frecuentemente los saldos de sus cuentas bancarias y comerciales. Así podrá detectar cualquier transacción irregular. Si detecta un consumo que no realizó, notifíquelo a su banco de inmediato.
  • Tenga a mano el número de teléfono para bloquear la tarjeta.
  • Las denuncias puede hacerlas llamando al número 134 de la PDI.

Derechos de los consumidores

El subprefecto Luis García aseguró que los contenidos de esta campaña son fundamentales para reducir la cifra de víctimas de clonación.

Asimismo, aseguró, que la PDI está en permanente comunicación con las policías  otros países para prevenir el ingreso de personas que puedan llegar a Chile a cometer este tipo de delitos.

El director regional del Sernac, Esteban Pérez, explicó que esta campaña es importante para ayudar a los consumidores a evitar ser víctima del delito de clonación de sus tarjetas de crédito, ya sea en los cajeros automáticos, como al momento de utilizarlas como medios de pago en el comercio.

La autoridad agregó que las entidades financieras deben contar con estándares de seguridad, y en caso de problemas, como clonación o fraudes, lo que se espera es que entreguen soluciones rápidas y oportunas a los afectados.

Y si bien de los delitos deben responder los delincuentes, las empresas deben responder siempre que se extienda a su deber de profesionalidad. Por ejemplo, en el caso de clonación, debe tener mecanismos asociados a los medios de pago que tengan prevención antifraudes; y ante un robo de una tarjeta, la entidad siempre tiene la obligación de chequear la identidad de quien la usa, agregó Pérez.

Indicó también que si a un consumidor se le cobran compras realizadas por terceros, o por servicios que no contrató, la empresa deberá probar que sus mecanismos fueron seguros y que actuó profesionalmente.

En el caso de los cajeros automáticos, las empresas deben hacer la inversión en tecnología que ayude a prevenir la clonación de las tarjetas.

En definitiva, en todo aquello que se extiende en el deber de profesionalidad de mantener estos medios seguros, la entidad financiera tiene que responder, sin necesidad que exista un seguro comprometido, finalizó Pérez.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!