Serviu Maule completa 120 viviendas en zonas rurales con inicio de obras de reconstrucción

“Durante este mes de mayo estaremos ingresando las primeras carpetas a las direcciones de obras municipales para obtener la recepción definitiva”, adelantó director Omar Gutiérrez.

El Director de Serviu Maule, Omar Gutiérrez, informó que las zonas rurales afectadas por los incendios forestales del verano tienen en plena reconstrucción un total de 120 viviendas definitivas.

Descontando las obras que se ejecutan en Santa Olga, en la comuna de Constitución existen 44 viviendas en construcción en sectores rurales. En la comuna de Cauquenes hay otras 19 obras, en Chanco 5, Empedrado 20, Hualañé 4, Maule 1, Parral 7, y 20 viviendas en San Javier.

Para el director de Serviu Maule, este avance resulta “óptimo”, considerando la dispersión de las obras, el abastecimiento de agua y que muchas familias damnificadas no sean propietarias del terreno en que habitan, entre otras dificultades que se están superando.

“De 455 viviendas que son atendibles por el Minvu, ya hay 120 viviendas en construcción. En varias de ellas, durante este mes de mayo estaremos ingresando sus carpetas a las direcciones de obras municipales para obtener la recepción legal. Es un resultado bastante óptimo, teniendo presente la dificultad que involucra construir en terrenos dispersos y, en muchos casos, aislados”, aseveró Omar Gutiérrez.

La tarea de reconstruir viviendas en estas zonas aisladas ha sido implementada por los equipos de Serviu Maule, quienes inmediatamente sofocados los incendios levantaron el catastro de familias afectadas.

“Una vez extinguidos los incendios, vinculamos a los contratistas locales con las familias, hicimos un trabajo de coordinación con los municipios, en participar con sus direcciones de obras, y levantar una mesa intersectorial con los servicios que aprueban los proyectos de vivienda. Este trabajo previo nos ha facilitado el inicio de obras de manera rápida y, por supuesto, nos va a facilitar la recepción de las obras”, destacó la autoridad habitacional.

El rápido despliegue del aparato público y los constructores locales permitieron en marzo desplegar los materiales de construcción, antes de que se iniciaran las lluvias.

“Literalmente, a la punta del cerro están llegando nuestros contratistas. Hay algunos maestros que están 15 días alojando en el sector y que para acelerar las obras se levantan a las 4 de la mañana. Destaco también que se han puesto de acuerdo para pagar camiones aljibe que abastezcan de agua las obras. La rapidez con que actuaron junto con nuestros funcionarios ha permitido que estas obras se desarrollen. Si hubieran tenido hoy que ingresar con los materiales, no habrían podido hacerlo”, narró el director de Serviu Maule.

Finalmente, Omar Gutiérrez detalló que las viviendas financiadas con recursos del gobierno tendrán un estándar muy superior a las ofrecidas para los damnificados por el terremoto de 2010.

Serán viviendas de 55 a 75 metros cuadrados, con tres dormitorios, en su mayoría de ladrillo, piso de cerámica y entregadas con pintura interior y exterior. Además, tendrán sistema de agua potable, fosa séptica y conexión a la red eléctrica certificadas por la autoridad correspondiente.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!