Serviu Maule comprometió entrega de 1.118  viviendas sociales para damnificadas por el 27F en el 2015

 

Director (PyT) Omar Gutiérrez realizó un detallado balance del proceso de reconstrucción en la región del Maule. Hay 592 familias que tienen viviendas sociales entregadas por la anterior administración con graves problemas de calidad.

TALCA.- A pocos días que se cumplan cinco años del devastador terremoto ocurrido el 27 de febrero de 2010, el director (PyT) de Serviu Maule realizó un exhaustivo balance de la reconstrucción en el ámbito de la vivienda.

A enero de 2015, de los 55.144 subsidios habitacionales otorgados a familias damnificadas, hay 3.387 viviendas en plena ejecución y solamente quedan 219 obras sin iniciar, estas últimas correspondientes en su totalidad a construcciones en terrenos propios.

“Estos resultados corresponden a un avance de un 93,4 por ciento. No es descabellado pensar que, efectivamente, podemos concluir la reconstrucción durante el actual gobierno, como lo ha comprometido la Presidenta Bachelet en el caso de la vivienda”, afirmó Omar Gutiérrez.

De hecho, el ritmo de construcción permitirá finalizar y entregar un importante número de viviendas durante los próximos meses.

“En villas, nosotros vamos a entregar en seis meses un total de 924 viviendas y vamos a terminar durante el resto del año 1.118 viviendas, que son construcciones en nuevos terrenos”, comprometió el director (PyT) de Serviu Maule.

El saldo de viviendas en plena ejecución corresponde a 645 construcciones en sitio residente y otros 1.109 subsidios para compra de viviendas construidas que aún no han sido utilizados por las familias seleccionadas.

No obstante este grado de avance, Omar Gutiérrez dijo que las tareas pendientes son las más complejas e incluyen resolver graves problemas en hogares ya entregados.

“Tenemos 592 familias a las que se les entregó su vivienda, pero viven en villas con dificultades técnicas: radieres que no cumplen con las normas de densidad en Alto del Río en Cauquenes, problemas en muros de contención y sistemas de aguas lluvia en Los Culenes de Lipimávida, problemas en el tema sanitario del conjunto habitacional Puipuyén de Yerbas Buenas, problemas en las barreras de humedad en los dormitorios del conjunto Tiempos Nuevos de Pelluhue, como ejemplos”, detalló el director (PyT) de Serviu Maule.

A esos problemas de calidad se suman las viviendas reconstruidas en los terrenos de las familias damnificadas, cuyas empresas a cargo cobraron los subsidios respectivos sin tramitar su recepción municipal.

“Cuando asumí en abril, teníamos 10.500 viviendas sin recepción municipal. Hoy tenemos 6.368 sin recepción municipal. De ellas, 3.500 son recepciones que no tienen problemas constructivos, solo temas administrativos pendientes. Pero estimamos que aproximadamente 2.500 viviendas sin recepción municipal van a presentar problemas constructivos”, explicó Omar Gutiérrez.

Para enfrentar estos últimos casos, deberán buscar soluciones financieras extraordinarias en el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, pues los saldos son insuficientes o fueron cobrados en su totalidad.

Finalmente, el director (PyT) de Serviu Maule manifestó la preocupación de las autoridades de vivienda por más de 4.800 personas a quienes la administración anterior les impidió acceder a un subsidio de reconstrucción, aun cuando están inscritas en el registro de damnificados y a pesar de cumplir los requisitos para recibir el apoyo estatal que les hubiera permitido reconstruir sus hogares.

Omar Gutiérrez indicó que todas esas familias serán buscadas, se verificará si resolvieron su situación habitacional y de no ser así, se les ofrecerá acceder a los programas regulares del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!