Serviu Maule demanda a 190 propietarios de viviendas sociales por mal uso del beneficio

“Ejerceremos un rol muy estricto en fiscalizar y recuperar viviendas”, dijo tajante el director Omar Gutiérrez al reasignar una vivienda recuperada en Linares.

TALCA.- En septiembre del año 2012, un grupo de 47 familias damnificadas por el terremoto de 2010 recibieron una vivienda en la villa El Molino 2 como parte del plan de reconstrucción ejecutado en la comuna de Linares.

Serviu Maule comprobó en tribunales que una de esas personas beneficiadas nunca utilizó la vivienda, sino que la entregó en arriendo por al menos tres años, cobrando por ello unos 50 mil pesos, y actualmente estaba abandonada.

El director de Serviu Maule consignó que este es uno de los centenares de casos que su institución está investigando y denunciando, en el marco de un Plan de Fiscalización a todos los conjuntos habitacionales entregados en la región del Maule.

La Ley 20.738 establece que este servicio puede solicitar la restitución del subsidio asignado a través del remate de la vivienda, cuando el beneficiario o alguno de los miembros de su grupo familiar no la esté habitando o esté siendo usada para obtener beneficio pecuniario, durante los primeros 5 años contados desde la fecha en que fue entregada la vivienda social.

“Esta vivienda fue recuperada en un juicio, así como otros 160 procesos judiciales que tenemos actualmente en la región. Además, vamos a ingresar en los próximos días otros 35 expedientes judiciales en los tribunales por viviendas que están abandonadas o arrendadas”, manifestó categórico Omar Gutiérrez.

La recuperación de una vivienda social permite asignarla a personas que se encuentren en situación de urgente necesidad habitacional, privilegiando a aquellas familias residentes en la comuna así como aquellas que tienen mayor antigüedad participando como postulantes.

Estas características son cumplidas con creces por doña Catalina Vásquez, quien con sus 7 hijos en estaba viviendo en un espacio facilitado por un colegio de Linares.

Por eso, este martes el director Omar Gutiérrez y el delegado provincial de Serviu, Rafael Viguera, entregaron a la familia la vivienda recuperada en la villa El Molino 2.

El inmueble ubicado en un tranquilo pasaje cuenta con estar, comedor, cocina, baño y dos dormitorios, que fueron reparados por el equipo provincial para dignificar a doña Catalina y sus hijos.

La beneficiada se comprometió a mejorar de a poco la vivienda asignada.

“Es un sueño muy lindo de tener mi casa y darle un bienestar a mis hijos, estoy feliz por ellos. De a poquito voy a ir arreglando y ampliando. Pero, lo principal es que ya tengo mi casa, gracias a la gente de Serviu”, atestiguó Catalina Vásquez.

Entregar una verdadera solución habitacional a quien lo necesita es el objetivo de Serviu en la región del Maule. Por ello, su director manifestó que continuarán verificando el correcto uso de las viviendas sociales, fiscalización que llegó en el año 2016 a más de 2.357 unidades habitacionales en la zona.

“Las viviendas sociales tienen un objetivo. La ley señala que existe la obligación de habitarlas para disminuir el déficit habitacional de las familias más vulnerables. En este caso estamos haciendo justicia porque por un lado estamos recuperando una vivienda y por otro lado se la asignamos a una familia numerosa”, manifestó enérgico Omar Gutiérrez.

Finalmente, el personero público indicó que el Servicio de Vivienda y Urbanización seguirá cumpliendo su rol social “pero también ejerceremos un rol muy estricto en fiscalizar y recuperar viviendas a las que se está dando un mal uso”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!