Serviu Maule inauguró planta de tratamiento para familias campesinas de Yerbas Buenas que enfrentaron colapso en fosas sépticas

El diseño de la villa para damnificados del 27F no consideró que el subsuelo tiene problemas de absorción, generando una grave fuente de contaminación hacia las familias.

El gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet continúa avanzando en cerrar los temas pendientes de la reconstrucción posterior al megasismo de febrero de 2010.

Uno de estos casos se ha dado en la localidad rural de Puipuyén, al oriente del pueblo de Yerbas Buenas, en la provincia de Linares. En febrero de 2013, Serviu Maule comenzó la construcción de una villa para 14 familias campesinas, 10 de las cuales habían perdido su vivienda producto del terremoto.

Al asumir la actual administración gubernamental, el presidente del comité habitacional Rigoberto Flores planteó que las fosas sépticas construidas como solución para el tratamiento de las aguas servidas colapsaban fácilmente. El diseño del conjunto habitacional no había considerado las características del terreno que de manera permanente está saturado con agua subterránea, generando una grave fuente de contaminación hacia las familias.

La solución fue construir una moderna planta de tratamiento de aguas servidas, de fácil mantención y con capacidad para limpiar cada día hasta 150 litros de líquidos por habitante. La inversión extra tuvo un costo de 85 millones de pesos, detalló el director (PyT) de Serviu Maule.

“El año pasado las familias habían logrado obtener sus viviendas, pero los terrenos tienen un problema de absorción que hace que el diseño de fosas sépticas no funcione adecuadamente. Buscamos una solución técnica, le solicitamos a la ministra de Vivienda Paulina Saball financiar esta obra y aquí está. Hemos concluido el desarrollo de una planta de tratamiento para las aguas servidas de la población. Estamos terminando un proceso importante y seguiremos apoyando a las familias y, por supuesto, al municipio que ha estado liderando todos estos proyectos en favor de su comunidad”, manifestó Omar Gutiérrez luego del corte de cinta realizado con los vecinos y con el alcalde de Yerbas Buenas, Luis Cadegán.

“Esta obra sanitaria que estamos inaugurando es un caso especial para darle una solución a la gente, una planta de tratamiento cambia totalmente el sistema. El gobierno invirtió porque vio la necesidad. Yo estoy contento porque da solución definitiva a la gente para que viva en forma más digna. Cuando la gente vive bien, uno se alegra porque trabaja para que la gente viva de esa manera”, afirmó la máxima autoridad comunal.

Con la puesta en servicio de esta solución sanitaria, finaliza un largo proceso de las vecinas y vecinos de la Villa Puipuyén que se organizaron hace una década para obtener sus hogares. Las viviendas fueron entregadas hace ocho meses por Serviu Maule y ya presentan mejoramientos realizados por dueñas de casa, artesanos y trabajadores agrícolas de temporada que conforman esta comunidad rural.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!