Sistema alertó con 57 segundos de anticipación el sismo de 6,2 en Punitaqui

El aparato, creado por cuatro ingenieros chilenos, respondió favorablemente ante el movimiento que afectó desde las regiones de Atacama y hasta el Biobío

SANTIAGO.- Un sistema ideado por cuatro ingenieros chilenos logró detectar y avisar con casi un minuto de anticipación el sismo de 6,2 Richter con epicentro cerca de Punitaqui que sacudió este martes 10 de abril entre las regiones de Atacama al Biobío.

Según comentó uno de los creadores de este sistema, Carlos Bottner, en 2010 conoció una millonaria propuesta que hizo de un grupo de investigadores japoneses al gobierno de Piñera para instalar un sistema de alerta temprana.

Como la idea le quedó dando vueltas, con otros tres colegas -José Río, Javier Celedón y Mauricio Godoy- hicieron un primer intento instalando un acelerómetro de alta sensibilidad de origen alemán en Pichilemu, el que captó las olas de la zona y con lo cual aprendieron a calibrarlo, para luego afinarlo con las réplicas de eventos sísmicos, publicó LUN.

“Esta mañana comprobamos que cumple su función como sistema de alerta temprana. Nos despertó 57 segundos antes de que pudiéramos sentir el temblor”, precisa Bottner.

El sistema –bautizado como “Xancura”– cuenta con dispositivos que emiten una alerta de un evento sísmico y están conectados a una red de 60 estaciones de monitoreo distribuidas entre La Serena y Concepción

Las estaciones miden la aceleración y velocidad de la oscilación de las ondas sísmicas, calculando la intensidad del movimiento y transmitiéndolo a un centro de control de Estados Unidos que discrimina si es un sismo u otra fuente de movimiento”, añade Bottner.

Luego, la señal pasa por un software que calcula las intensidades que se podrán sentir en distintas localidades y el tiempo en que el sismo las alcanzará, generando la alarma.

El ingeniero aseguró que las ondas sísmicas siempre viajan más lento que la señal de internet que transporta la información del sismo.

“La señal puede llegar con mayor o menor tiempo de anticipación según la distancia entre el epicentro y el aparato. Es decir, si estamos a 240 kilómetros de distancia se notificará el temblor con casi un minuto de antelación, mientras que a 40 kilómetros, el tiempo se puede reducir a 10 segundos“, sostiene Bottner.

Respecto al futuro de este sistema, el grupo de ingenieros considera que el objetivo de momento no es alertar a las personas directamente, sino que conectar “Xancura” a grandes sistemas informáticos que sirvan para detener ascensores o barreras de estacionamiento, entre otros, ante un movimiento telúrico de gran intensidad.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!