SMA ordena adopción de medidas provisionales a relleno sanitario EcoMaule

Debido a denuncias ciudadanas, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), decidió ordenar medidas de medición de olor a la empresa EcoMaule S.A.

SANTIAGO.- La Superintendencia del Medio Ambiente (“SMA”) ordenó a la empresa Ecomaule S.A. la adopción de medidas provisionales destinadas a la medición de olores, con el fin de hacer un diagnóstico de la situación del lugar, atendido el riesgo inminente de daño a la salud de las personas producido por la emanación de olores molestos.

Debido a denuncias ciudadanas, el 21 de enero de 2015, la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud de la región del Maule, encomendada por la SMA, realizó una actividad de inspección ambiental a la instalación Centro de Tratamiento de Residuos “Ecomaule” de la empresa ECOMAULE S.A., ubicada en el sector de Camarico, en la comuna de Río Claro.

En dicha actividad se constató la existencia de olores molestos en tres sectores: Alvéolo N° 4 perteneciente a la cancha de compostaje orgánico; cancha de compostaje de lodos sanitarios; y piscina de acumulación con lodos sanitarios antiguos.

Considerando los compromisos adquiridos por la empresa en su Resolución de Calificación Ambiental (RCA N° 104/ 2014), la SMA ordenó una medida de monitoreo y medición de olores, ya que de acuerdo a la actividad de inspección practicada por la Seremi de Salud, se demostraba la existencia de un riesgo inminente de daño a la salud de las personas.

Específicamente, se ordenó hacer dos mediciones de olor, durante febrero y marzo, a través de un equipo de panelistas o jueces sensoriales (debidamente calibrados para esta actividad según NCh. 3190), utilizando la metodología Verein Deuscher Ingenieure VDI 3940 “Medición del Impacto de Olor vía Mediciones en Terreno” y aplicando los criterios de la Guía GOAA “Guideline on Odour in Ambient Air (1999)”.

El fin de dicha medida, es hacer un diagnóstico de la situación de la planta. Una vez analizados los informes de las mediciones de olores, y si corresponde, iniciaremos los procedimientos sancionatorios e impondremos las sanciones correspondientes, que van desde la amonestación, multas e incluso la revocación de la autorización de funcionamiento.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!