Solo 13 personas particulares están autorizadas en el país para porte de arma de fuego

La Dirección General de Movilización Nacional afirmó que existen 815.447 armas de fuego inscritas por civiles, donde las escopetas y revólveres son las “preferidas” de los chilenos

SANTIAGO.- En Chile según los datos que posee la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), existen 815.447 armas de fuego inscritas por civiles, sin incluir aquellas que pertenecen a las ramas uniformadas, guardias de seguridad y Gendarmería. Y de ellos, solamente 13 personas particulares -siete de ellos viven en Santiago- están autorizadas en el país para su porte en la vía pública.

Estos son los datos recogidos este lunes 2 de abril LasÚltimasNoticias (LUN), en donde se detalló que lo anteriormente distinto es un ítem sobre la tenencia de un arma inscrita y otro muy distinto es la autorización para portar una en todo momento.

Las personas que cuentan con esta última autorización descrita son casos donde existen situaciones de seguridad personal “graves y acreditadas”.

El porte se califica como algo excepcional, porque creemos que las calles de nuestro país son lo suficientemente seguras y no amerita que una persona en estado normal porte un arma”, explicó al matutino la teniente coronel, Macarena González.

La tasa de armas por cada mil habitantes ha disminuido. No obstante, siempre han existido “cifras negras”: hay armas que alguna vez estuvieran en regla, pero que fueron extraviadas, robadas o heredadas y que nunca fueron reinscritas por sus nuevos propietarios. También están las “armas hechizas”.

Sobre las armas que utilizan los cazadores o deportistas, LUN redactó que ellos “pueden transportar armas y municiones autorizadas, aunque no las pueden llevar cargadas en la vía pública”.

Según un desglose de la cifra de armas reguladas, las escopetas y revólveres son las “preferidas” de los chilenos.

Del total de armas de fuego legalmente inscritas, un 35,6% corresponde a distintos tipos de escopetas; 33,3% a revólveres y 22,3% a pistolas.

La preferencia por un determinado tipo de armas, según explicó la teniente coronel González, “raramente pasa por un gusto personal” ya que tiene directa relación con las actividades del dueño.

Un buen ejemplo es el uso de escopetas por parte de gente que vive en zonas rurales, donde las escopetas son un excelente instrumento de cacería y de protección contra animales salvajes”, añadió en conversación con el diario.

En total, y en línea con lo anterior, de las 268.372 escopetas inscritas que hay en Chile, sólo 82.321 están en la región Metropolitana, en donde hay más revólveres y pistolas.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!