Talca: Vecinos piden que se reubique la “Feria de las Pulgas”

Solicitan al alcalde que les buque otro lugar para que puedan trabajar.

TALCA.-  Felices estaban los vecinos de la calle 11 Oriente entre 7 y 8 norte este lunes cuando se inauguró la pavimentación de dicha calle, algo que ellos esperaron por más de cincuenta año y que los tiene más contentos y más sabiendo que ahora viene la segunda etapa de este proyecto que es la creación del nuevo puente del Canal Baeza en el lugar que dará paso a una calle de gran conexión vial para todos los vecinos del barrio norte de la capital regional.

Pero, no todo era alegría, ya que en la oportunidad los vecinos aprovecharon se hacer público un mal estar que tienen hace varios años y en lo que aseguran no han sido escuchado, la Feria Las Pulgas. Piden y solicitan que la autoridad comunal reubique a esta feria que tanto inconveniente les trae cada fin de semana.

José Luis González,  quien ha vivido toda su vida en el lugar, más de 50 años  dijo que “estamos conforme con el asunto del pavimento y con todos los proyectos que vienen pero que se opaca con la feria  las pulgas que nos tiene complicado. Hace seis o siete  años se dijo que era un decreto transitorio, según el alcalde y, que era hasta la 6 Norte y desde ahí están ahora están todas las calles ocupadas”.

González dijo que  estamos “encerrados los fines de semana, no hay acceso a bomberos carabineros, ambulancia- en caso de emergencia- porque aquí  estamos con los vehículos encima de nuestras veredas, la gente  encima de nuestras casas,  no tienen un servicio urinario adecuado”.

El vecino del sector fue un poco más allá y dijo que “la seremi de salud no se hace presente para controlar los alimentos  que se venden, los productos que se venden,  esta feria no la han querido sacar. Hemos expuesto ante la contraloría, ante el  municipio más de 500 firmas  de todos los vecinos  para que la pueden ubicar al lado  gimnasio regional, o en el espacio al lado del supermercado en la avenida Lircay, o en otro lugar pero nada”.

González señaló que la idea no es quitarle el derecho de trabajo a las personas que van a vender en la feria las pulgas. Pero, asegura que ellos, los vecinos del lugar, merecen vivir tranquilos y no quedar con el basural que quedan todos los fines de semana.

Cabe señalar, que al momento de dialogar con González más vecinos se sumaron indicando lo mismo que no es nada contra las personas que en la feria trabajan pero que quisieran que se reubicara en otro lugar.

Por otra parte, Armandina Valenzuela, secretaria del centro de vecinos San Gabriel, que es del mismo sector, dijo que “hemos sido  perjudicados con esto de esta vecindad desagradable  y poco positiva para nosotros.  Han  vomitado en la puerta de mi casa de arriba abajo, orinan donde sea,  comen y todo lo dejan en cualquier lado”.

Valenzuela detalló que “los sábados y domingos sufrimos con el basural que acá queda y con no poder hacer nuestras vidas normales”.

Sin duda, la feria la pulgas es una ya tradición en Talca, donde muchos talquinos salen de compras los fines de semana o solo por pasear un rato con sus familias. Pero, también tiene su lado B, el cual está perjudicando a los vecinos del sector.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!