Toma feminista: Más de 100 estudiantes ocupan Casa Central de la Universidad Católica

La manifestación inició pasadas las 7 horas. Una toma en la casa central de la UC no ocurría desde 1967.

SANTIAGO.- Pasadas las 7 horas de este viernes 25 de mayo, alrededor de 120 estudiantes se tomaron el Campus Casa Central de la Pontificia Universidad Católica en apoyo por las manifestaciones feministas, hecho que no ocurría desde 1967.

Durante la ocupación del establecimiento, los alumnos cerraron la universidad con cadenas y candados, mientras en la entrada del recinto se instaló el lienzo que decía “Toma feminista”.

A través de un comunicado, la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Feuc), sostuvieron que “el objetivo de la manifestación es exigirle al rector de la institución, Ignacio Sánchez, que se tomen medidas en contra de los múltiples casos de abuso ocurridos en la institución”.

La dirigenta Daniela Pinto señaló que durante la jornada del jueves el rector de la universidad, Ignacio Sánchez, no recibió directamente el petitorio emitido por las alumnas. “Hoy día venimos a decir que estamos cansadas, que tenemos un petitorio, que queremos que se cumplan las exigencias mínimas, que vamos a estar abiertas al diálogo, sin embargo, estas exigencias no se van a transar”.

Dentro de las demandas de las estudiantes, la dirigenta señaló que abarcan “las políticas de violencia sexual, el caso de la objeción de conciencia institucional, la incorporación de los trabajadores subcontratados a la comunidad universitaria, también acordamos el tema de la disidencia”.

Las alumnas hicieron entrega del petitorio tras la manifestación que, según señalan -textualmente según el texto- “desarrollado a partir de las necesidades que han surgido a raíz de incomodidades y precariedades para con el estudiantado, academia y funcionarixs vulneradxs (sic), femeninos y disidentes en el establecimiento”.

A continuación, se entrega el texto del petitorio tal como fue comunicado:

– Generar un nuevo protocolo UC que resguarde a lxs estudiantxs, funcionarixs y académicoxs (sic) según sus necesidades.

– Abrir mesas de trabajo y discusión multiestamentales por facultad, donde se discuta el protocolo continuamente.

– Creación de un departamento especializado para llevar el proceso de protocolo y acompañar a lx víctimx (sic), oportuna y cabalmente.

– Cualquier persona envuelta en un proceso de investigación deberá ser suspendido de su cargo y de ser declarado culpable ser desvinculado de la universidad.

– Entrega de reglamento de comportamiento a todo funcionarix, adacemicx y estudiantx (sic) UC.

– Transformación de la educación hacia un nuevo enfoque inclusivo en género, feminista interseccional y disidente.

– Instauración de cuotas de género y disidencia en cargos académicos y administrativos.

– Creación e implementación de un nuevo ramo de género obligatorio para todo el alumnadx (sic).

– Uso de lenguaje inclusivo en todo nivel.

– No más discriminación en evaluaciones.

– Equilibrar el género en las bibliografías de las asignaturas para lograr ser más inclusivas.

– Realización de capacitaciones multiestamentales sobre violencia de género y respeto a las disidencias.

– Encuestas docentes transparentes y obligatorias que midan la discriminación, haciéndola visible y sancionable.

– Mayores beneficios y más igualitarios para padres y madres en la institución.

– Aceptación del nombre social de cualquier persona transgénero.

– Mayor tolerancia y respeto a nivel salud para género femenino y disidencias.

– Implementación de herramientas inclusivas para la disidencia y diversidad funcional en

todas las facultades.

– Mayor inclusión e infraestructura para disidencias funcionales.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!