Trabajadores de Minera Escondida rechazan bono de dieciocho millones de pesos y deciden ir a huelga

En la decisión participaron más de dos mil 300 trabajadores de esta minera, por un total de mil 955 votos a favor de la huelga y 370 aprobando la última oferta de la compañía.

ANTOFAGASTA.- Más de 2.300 trabajadores participaron del proceso. Si ninguna de las partes pide los Buenos Oficios, la movilización comenzaría este martes.

Minutos antes de la medianoche finalizó el conteo de votos del Sindicato N° 1 de trabajadores de Minera Escondida, que está en proceso de negociación colectiva reglada luego que el año pasado, acogiéndose a un artículo del Código del Trabajo, sus trabajadores decidieran congelar el convenio vigente por 18 meses.

Según informó LaTercera/Pulso, los resultados finales arrojaron un total de 1.955 votos a favor de la huelga y 370 aprobando la última oferta de la compañía, además de 4 blancos y 1 nulo. Esto significa que por aprobar la movilización estuvo el 84% versus el 16% que decidió por la oferta de la empresa.

Durante la noche se contabilizaron los votos en faena, que fueron los últimos en escrutarse. El martes 31 de julio se habían contabilizado en otros centros de votación, como Santiago, Viña del Mar y La Serena, mientras que este miércoles 1° de agosto se conocieron los resultados de Antofagasta. Las cifras, en cada caso, arrojaba resultados similares: una aprobación a la oferta de en torno al 15% y de 85% para la huelga.

Ahora, los dirigentes notificarán a la empresa los resultados de la votación, abriéndose un plazo de 4 días para que alguna de las partes invoque los Buenos Oficios, instancia en que un mediado imparcial, la Dirección del Trabajo, intervenga para destrabar la negociación. Esto dura cinco días, prorrogable por otros 5. En caso que se soliciten los Buenos Oficios, y que estos sean prorrogados, la huelga partiría cerca del 15 de agosto.

La oferta de la compañía consiste en un reajuste salarial del 1%, a lo que suma un total de bonos por $14,5 millones y un préstamo blando de $3,5 millones. A esto se agrega un préstamo adicional por 500 UF para los trabajadores que no se han acogido al Plan Habitacional -que se elimina en la propuesta-, con lo que ese grupo podría recibir sobre $31 millones.

Parte importante de la oferta está vigente solo hasta el 5 de agosto. En ese caso, la suma de bonos y préstamo baja de $18 millones a $14,5.

El resultado, si bien era esperable, fue recibido como una buena noticia por la administración de Escondida, que apostaba a generar un escenario favorable para una negociación en la etapa de Buenos Oficios, instancia que como se dijo se activará si alguna de las partes lo solicita.

La tesis de la compañía era que si un grupo amplio de trabajadores -la empresa esperaba que fuera alrededor del 20%- acogía la oferta, se abría un espacio para negociar dada la fuerza que tomaría la disidencia interna.

En Escondida, el sindicato suele tener el apoyo mayoritario de las bases. No obstante, el cambio en el formato de votación, que tras la Reforma Laboral pasó a ser secreta y en urna -a diferencia de como se hacía antes, en asamblea y por aclamación-, permitió que los trabajadores que estaban a favor de la oferta tuvieran la libertad de aprobarla, abriendo un espacio para la disidencia.

Otra lectura que se hizo en la compañía fue que el número de trabajadores que aprobó la propuesta es superior al que se requiere para formar un nuevo sindicato, que alcanza los 250 trabajadores. A comienzos de año un grupo buscó descolgarse, pero su intento no fue suficiente para reunir el número requerido de trabajadores.

La dirigencia sindical de Escondida, junto con su asesor Marco López, adoptó una estrategia que apunta a que los trabajadores permanezcan un mes en huelga, tras lo cual se descolgarán individualmente para aceptar la última oferta de la compañía. No obstante, un grupo volvería a acogerse al artículo 342 -ex 369- para forzar una nueva negociación colectiva. Tras eso, podrían todos volver a negociar en 18 meses.

Sin embargo, la empresa cuestiona que esto sea legal. En medio de ese debate, la Dirección del Trabajo de Antofagasta se pronunció ante una consulta de un operario de la faena minera, asegurando que este no es el espíritu de la norma. El sindicato, a su vez, acusó que esta actuación fue ilegal.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!