TRABAJADORES DESPEDIDOS DEL MUNICIPIO DE TALCA ESPERAN EL ¡CÚMPLASE!

Para el abogado defensor Fernando Leal, se trata de un “fallo histórico” dictado por la Corte Suprema de Justicia.
Este favoreció a un grupo de modestos trabajadores y trabajadores de aseo y ornato de la Municipalidad de Talca, despedidos de forma injustificada.
Indicar que la mayoría de estas personas tenían un contrato de trabajo, los que variaron a contrato de honorarios de parte del mismo empleador.
De acuerdo a lo revelado por el mismo abogado Leal, los recurrentes continuaban ejerciendo las mismas funciones laborales y de ahí que el conflicto se elevó a tribunales en donde se les dio la razón jurídica de la causa.
La vocera del grupo, Verónica González, reconoció la dura lucha judicial que debieron emprender “nosotros teníamos un libro en donde firmábamos la asistencia, donde nos supervisaban que sí cumplíamos horario. Gracias a Dios que en la Corte Suprema ganamos. Agradecemos al concejal Sixto González quien nos hizo el contacto con los abogados que venían de Valdivia a defendernos. También agradecer al abogado Fernando Leal, quien estuvo en todas las audiencias peleando nuestra causa, la que finalmente fue favorable para nosotros”, manifestó.

ANTERIOR EXPERIENCIA
El fallo dictado por el Tribunal de Alzada capitalino, está basado en la jurisprudencia del caso “Vial con Ilustre Municipalidad de Santiago”, en donde se establece que, “en este y en otros casos debe privilegiarse el Principio de Primacía de la Realidad, que establece que más allá de las contrataciones formales, al momento de analizar una relación contractual, deben primar los hechos y actos que den cuenta de si hay o no un vínculo de subordinación y dependencia”.
Sobre el particular, el concejal Sixto González afirmó que detrás de esta sentencia se han compensado una serie de esfuerzos “un reconocimiento al trabajo de todos los abogados que participaron, a la entrega, a la confianza y al espíritu guerrero y de organización que dieron estos trabajadores que llegaron hasta el final para ser recompensados. Me enorgullezco de haber contribuido en esta noble causa y espero que sirva de ejemplo para muchos otros trabajadores para que no den nunca por perdida la esperanza, ya que cuando se trata de derechos, hay que organizarse para lograr estos grandes triunfos”.
Reconoció haber realizado un permanente acompañamiento a estos modestos trabajadores, generando el contacto directo para las defensas jurídicas que ejercieron los abogados Raúl Devia Ilabaca y Abdías Muñoz, quienes interpusieron las demandas laborales que posteriormente alegó el jurista Fernando Leal, logrando que se estableciera el justo Derecho.
Por estos días se espera el ¡cúmplase! de la sentencia.

Print Friendly, PDF & Email
COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!