Tradicional ceremonia de Investidura de 45 estudiantes de Pedagogía en la Autónoma

Quienes inician su práctica profesional

TALCA.- La U. Autónoma de Chile reconoce el esfuerzo de sus estudiantes quienes con esfuerzo y perseverancia a través del estudio constante, y gracias al apoyo de sus familias, han sido capaces de llegar a esta instancia. El inicio de esta nueva etapa marca un momento coyuntural en la carrera.

En una emotiva ceremonia realizada en el Aula Magna de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, se llevó a cabo la tradicional investidura. Esta ceremonia representa el hecho   que los alumnos ya están preparados para iniciar una nueva etapa en sus vidas, su práctica profesional. Además, constituye un espacio muy especial para esta casa de estudios, en su rol formador de nuevos profesionales de la educación.

Esta actividad ha sido creada y pensada para los padres y familias de las profesionales en formación de Educación Parvularia, con el propósito de que acompañen y compartan con ellas este trascendental momento en el que dan inicio a la última etapa de su formación

La Directora de la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia, Marta Alvarez-Salamanca Büchi, puntualizó “Nuestras estudiantes investidas, durante el  , desarrollo    de su práctica profesional, deberán tomar decisiones fundamentales en diferentes ámbitos y  responder a desafíos y exigencias de los establecimientos educacionales donde se insertarán durante este proceso formativo.  Por otra parte, esta instancia constituye para los docentes de la carrera un momento de orgullo y satisfacción por haber sido parte del crecimiento personal y profesional de nuestras estudiantes”.

Es así como acompañadas de sus padres, familiares y amigos, 45 estudiantes de la carrera, recibieron de manos de sus docentes su delantal verde, en el cual luce con orgullo el logo de la Universidad Autónoma.

“Pienso que la ceremonia de investidura marca un una diferencia relevante entre la vida universitaria y la vida profesional. Es el final de una etapa y empezamos a acercarnos a la vida laboral, a nuestra meta” aludió la estudiante de cuarto año de Pedagogía en Educación Parvularia, Ángela Muñoz.

Esta opinión es compartida por su compañera Valentina Correa, quien destacó “terminar las prácticas progresivas y comenzar con la práctica profesional, es un desafío enorme y espero poner en práctica todos los conocimientos que hasta ahora hemos aprendido. Estoy muy feliz de estar cerca de la meta”.

Estos profesionales del ámbito de la educación, están especializados en el proceso educativo de niñas y niños menores de seis años, siendo su tarea fundamental potenciar aprendizajes significativos en esta etapa vital del desarrollo humano; convirtiéndose en un mediador de sus conocimientos, destrezas, actitudes y valores. Sin embargo, entendiendo que la familia es el primer agente educativo.

El egresado de esta carrera posee como sellos diferenciador ser un profesional reflexivo- crítico comprometido con el aprendizaje propio y el de los otros, que evalúa constantemente sus prácticas pedagógicas con el propósito de ser un agente de cambio y mejora para la calidad de la educación.

Además la educadora de párvulos egresado de la UA posee capacidades profesionales que le permiten desenvolverse en los ámbitos de la gestión educacional, vale decir, puede organizar y dirigir centros educativos de diversas naturalezas.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!