Tren de Navidad llevó alegría a los niños del ramal a Constitución

Por vigésimo octavo año la iniciativa llevó la Navidad a distintos sectores rurales de la Región del Maule.

TALCA.- Tal como estaba previsto este sábado a las 08:00 am en punto salió de la Estación de Trenes de Talca el buscarril Ferrostaal con destino a Constitución. Este patrimonial medio de transporte, que normalmente traslada a personas desde la capital del Maule hasta la costa, esta vez salía con un nuevo propósito: el de llevar la Navidad a distintos pueblos y sectores rurales de la séptima región.

Esto es el Tren de Navidad, iniciativa de la Universidad de Talca que se desarrolla hace veintiocho años y que ya es una tradición para las personas que viven aledaños a los ochenta y ocho kilómetros de vía férrea que abarca el ramal, algunos de ellos despertando muy temprano para ver al viejito pascuero bajar de los vagones con alegría y bolsas llenas de juguetes.

Pero eso no es todo ya que el coro de niños de la UTALCA se suma a esta iniciativa hace ya muchos años, llevando además clásicos villancicos a distintos lugares del Maule.

Iván Coydán, vicerrector de Vinculación con el Medio de dicha universidad, fue parte de esta celebración y recalcó el carácter patrimonial que además tiene al viajar a bordo del ramal. “Este tren no solo lleva un mensaje navideño en esta época sino que también tiene un elemento  que guarda consigo el rescate y la conservación de un patrimonio, de una tradición, que por largos años ha estado presente en nuestra región. El secano costero (por donde transita el Ramal) es una zona tremendamente importante en el andamiaje socioeconómico del Maule, por lo tanto, también llevar la presencia de la Universidad de Talca a este sector nos llena de orgullo y satisfacción”.

“Lo que nosotros queremos compartir con la comunidad es nuestra vinculación con la región, hacer sentir a la comunidad que esta Institución es de todos (…) Esto nos deja una sensación muy linda, yo recordaba hoy, que vine con mi familia, que antes venía con mi papa que trabajaba en la universidad cuando era niño, hace muchos años atrás. Son recuerdos imborrables, experiencias de vida y recuerdos maravillosos que quedan para siempre” explicó el secretario general de la Universidad de Talca, Rodrigo Palomo.

Otra autoridad universitaria que fue parte del Tren de Navidad fue la directora de Extensión Cultural, Marcela Albornoz, quien agradeció el apoyo de empresas, estudiantes y de la misma Institución para poder llevar a cabo esta iniciativa por vigésimo octavo año consecutivo.

“Es  un recorrido emblemático de la Universidad de Talca, un patrimonio en el cual se va recuperando el sentido real de la navidad, el sentido de entregar a los niños no solo un juguete, si no también esta relación de la UTALCA y su responsabilidad respecto de los niños y de lo que es el patrimonio de este ramal. La experiencia es de puro corazón, de puro amor. Hacemos este trabajo para darle un sentido especial a la navidad” reflexionó Albornoz.

Una de las primeras paradas de este recorrido fue en la estación Colín, a doce kilómetros de iniciado el recorrido. Desde ese lugar quienes descendieron del Tren de Navidad fueron recibidos entre aplausos y gritos de emoción de los niños que esperaban la llegada del Viejito Pascuero.

La actividad se trasladó luego a la Escuela básica rural de Colín, donde el director de dicho establecimiento educacional, Mauricio Martínez, agradeció a la Universidad de Talca y a todos los que hicieron posible la realización del Tren de Navidad.

“Para mi es una alegría que esta tradición se siga realizando. Llevo cinco años en esta escuela y hemos ido creciendo con el tiempo, cada vez recibimos más gente, más niños y con ello quedo contento porque la comunidad se compromete. No es solamente el día de hoy que se trabajó, si no que se preparó la estación y la escuela para poder recibir a las visitas” explicó el director de la escuela.

También la comunidad de Colín se mostró agradecida de este nuevo Tren de Navidad, el que sostienen, une a la comunidad y genera alegría y expectación entre los más pequeños que esperan con ansias la llegada del ramal en diciembre que año a año lleva la magia de la navidad a sectores rurales del Maule.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!