Tren solidario llevó esperanza a  niños afectados con incendios forestales

A través de la donación de 200 mochilas con set de útiles escolares a las familias afectadas que viven en el trayecto aledaño del Ramal Talca – Constitución.

TALCA.- Una delegación encabezada por el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas, emprendió una travesía de solidaridad por todas las estaciones del último Ramal de Chile. El objetivo era ir en ayuda de los niños cuyas familias habían sido afectadas por los incendios forestales de inicio de año.

Fueron 200 mochilas las que en su interior llevaban un set de útiles escolares con cuadernos, temperas, lápices de colores, pasta, mina, gomas, block, entre otros.  Todos estos materiales fueron donados por la comunidad maulina y universitaria.

Álvaro Rojas, rector de la Universidad de Talca, recalcó que “nuestra Universidad consciente de su rol social y del gran valor de la solidaridad, ha querido junto a su Federación de Estudiantes, dar una mano a quienes habitan en las zonas aledañas al trayecto del Ramal Talca – Constitución. Queremos dar especialmente al sector de educación, un pequeño gesto de respaldo en el inicio del año escolar y estas mochilas son una expresión de amor de la familia universitaria para quienes han tenido la desgracia de haberlo perdido todo. Queremos demostrarles nuestro cariño y afecto, además de traer un mensaje el cual es que siempre se puede volver a empezar”.

Las mochilas fueron repartidas en las estaciones de Corinto, Curtiduría, González Bastías, Toconey, Los Romeros, Forel y Maquehua. En cada una de ellas estaban esperando profesores junto a sus alumnos y los presidentes de las juntas de vecinos del sector.

José Belmar, director de la Escuela de Corinto, expresó que este acto “para mí es muy significativo. Los niños de estos sectores que sufrieron mucho con los daños de los incendios forestales, siempre necesitan un empujón para reiniciar su vida nuevamente. La Escuela de Corinto, como todas las del Ramal, saben que la Universidad de Talca nunca nos ha fallado”.

ROL UNIVERSITARIO

Ante estas palabras el rector Rojas recalcó que “nosotros somos una Universidad Pública, parte de nuestro rol es estar con la comunidad y lo que a ella le ocurra nos importa. Hoy es una desgracia pero también celebramos junto a ellos. Esta forma de acompañar a las familias maulinas que fueron afectadas por los incendios forestales es un signo de solidaridad, un gran valor que nuestros estudiantes han tenido”.

Marcela Albornoz, directora de Extensión Cultural – Artística de la Universidad, comentó que considerando que desde hace 26 años se está presente con el Tren de Navidad en estas localidades, en esta tragedia se les debía tender una mano. “A través de estos útiles queremos que los niños comiencen su año escolar de la mejor manera posible y así tratar que ellos retomen la normalidad. Como Corporación tenemos una responsabilidad con estos menores. En Navidad les entregamos un regalo y en esta ocasión es una ayuda solidaria”.

Marx Salazar, presidente de la Federación de Estudiantes del Campus Curicó, dijo que la Universidad “siempre ha estado pendiente de esta zona y desde un inicio como alumnos quisimos apoyar esta campaña dentro de lo que nos era posible”. En tanto Eliana Adams, presidenta de la Federación Campus Talca, sostuvo que el apoyo es fundamental en estas zonas que están tan apartadas. “Que la Universidad se pueda hacer cargo de este tipo de necesidades y que nosotros como estudiantes podamos aportar a esto, es realmente positivo. Debemos seguir trabajando más en esta zona”.

ALEGRÍA ESCOLAR

La satisfacción de los estudiantes al recibir el presente de parte de la casa de estudios superiores era notoria.

Hugo Salazar de la Escuela de Corinto se mostró muy contento y agradecido con la mochila y el set de útiles escolares que se le entregó. “Me pone contento que personas de otras ciudades nos vengan a ayudar. Además aquí vienen cosas que justo me hacían falta”.

Por otra parte Daniela Gómez, del mismo establecimiento educacional, contó estar feliz por los útiles y la mochila. “Cuando ocurrieron los incendios me tuve que ir a Talca porque acá no podía estar, había mucho humo. Ahora estoy contenta que volví y también porque ustedes nos traen este regalo”, finalizó.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!