Triatleta maulino solicita ayuda para continuar su carrera deportiva

Marcelo Troncoso ya ha ganado certámenes de la categoría en Europa y Asia central. Actualmente, y a pesar de su entrenamiento, no posee la ayuda económica para continuar con su carrera profesional.

SAN JAVIER.- Como una pesada cuesta, tal como la que se encontraba al momento de contactarle, esta el triatleta sanjavierino Marcelo Troncoso Silva, quien sigue practicando su pasión, pero con la incertidumbre si será posible continuar por el sendero de éxitos que ya ha avanzado a nivel internacional, posicionando el nombre de Chile en los lugares más apartados del mundo.

Por ejemplo, hace unos meses informamos en su oportunidad que ganó el iroman 70.3 de Astana, Kazajistán, el que le otorgó los pasajes para el mundial de la especialidad que se correría en Sudáfrica. Sin embargo, por falta de financiamiento, no pudo participar.

Inclusive, confiesa en la conversación sostenida con TVMaulinos que sus padres tuvieron que organizar un bingo para poder regresar al país, incluyendo el sobre equipaje por su actividad deportiva, desde el “Viejo Continente”.

Sus primeras palabras con el medio fueron en relación con la actividad que desarrolla con su deporte. Es más, al momento de contactarle se encontraba practicando ciclismo a la altura del kilómetro 9 de la ruta de Los Conquistadores, la que une las ciudades de San Javier y Cauquenes.

Pero esta práctica ya no lo hace en su propia bicicleta de competición, porque la que tenía la tuvo que vender para financiar justamente sus viajes con el fin de competir en esos torneos. Y lo que no desea es tener que bajar los brazos, los mismos que mantiene en alto y en forma victoriosa al momento de cruzar la meta.

El también profesor de educación física del sector de Bobadilla señaló que “estuvo tres meses en Europa, donde triunfó en el ironman de Kazajistán y, posteriormente, resultó cuarto en el Triatlón Challenge Roth de Alemania, producto que tuve un problema en la bicicleta donde caí. Con ese resultado, clasifiqué a la copa del mundo (de la especialidad) en Sudáfrica, por lo que me quedé entrenando en las Islas Canarias, en España, donde alojé gratis en la casa de un amigo”.

“En ese lugar -prosigue Troncoso- me quedé esperando si salía algún proyecto desde Chile o que algún privado me ayudara a financiar el viaje a Sudáfrica, lo que significó quedarme con toda la preparación hecha y devolverme a Chile con ayuda de mis padres”.

“Quise ‘tirar la toalla’, pero sé que tengo un buen nivel”, detalla el deportista, agregando que en Chile “corrió un duoatlón, luego el Ironman de Coquimbo -donde me inscribí seis días antes vía un código- donde terminé segundo y gané mi categoría cómodamente, clasificando nuevamente al mundial de la especialidad, pero que se desarrollará el próximo año en Niza, Francia”.

En el intertanto, “el auspiciador que lo patrocinaba con la implementación, representante en el país de una reconocida marca internacional está pasando por un problema económico, por lo que cerraron algunas tiendas, se tuvieron que reestructurar las existentes con el fin de no cerrar definitivamente, en donde me solicitaron las bicicletas que yo tenía”. Estos implementos eran una bicicleta de competición y otra de entrenamiento, “ambas de alta gama”.

Para hacerse una idea, una bicicleta de competición cuesta cerca de cinco millones cuatrocientos mil pesos hacia arriba cada una. Y las llantas de este vehículo, como si fuese poco valen dos millones de pesos el par. El costo es porque son aerodinámicas, para estatura no tan alta del competidor, de última tecnología, livianas a base de carbono, entre otros aspectos.

Se han realizados proyectos en donde pueda generar recursos, pero estos no han prosperado aún. Lo anterior ha implicado porque “no hay recursos”, lo que ha implicado perderse competiciones en Cozumel (México) en y, si no se logran urgentemente esos dineros, posiblemente se pierda la competencia en Fortaleza (Brasil).

“En Talca hay muchas empresas privadas que, de alguna u otra forma, puedan ayudarme a financiar una bicicleta propia que sería lo ideal, porque siempre he dependido del patrocinio que tenía lo que me daba mucha inseguridad, porque al final pasó lo que tenía miedo”, lamentó el triatleta maulino, espetando que “no me quiero quedar de brazos cruzados porque tengo varias competencias por delante. Estoy inscrito en el Ironman de Pucón, que además es televisado”, por lo que es una vitrina muy interesante deportivamente.

De momento, quién lo va a comenzar a patrocinar con su línea de ropa deportiva es el extriatleta Cristián Bustos, quien lo está apoyando en ese aspecto, junto con adquirir la experiencia del excompetidor nacional.

Finalmente, Troncoso reitera nuevamente su deseo de “poder recibir apoyo por parte de alguna empresa de la región, porque soy el primer y único atleta que ha tenido éxito a nivel internacional y nacional -en esta disciplina-. Yo quiero ayudar que salgan y formar más campeones en Talca y el Maule para que comience a conocer este deporte, que si bien es un poco elitista, pero cuando partí lo hice de cero. Y eso no quiero que le pase a nadie”.

Si desea ayudar al triatleta en la región, lo puede hacer por medio del correo Marcelo.troncoso.sva@gmail.com, el Instagram marce.ts o por medio de su Facebook personal Marcelo Troncoso Silva.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!