Tucúquere fue liberado luego de dos meses de rehabilitación

Un ejemplar de tucúquere (Bubo virginianus) fue liberado en las cercanías del sector La Vega, comuna de Chanco, provincia de Cauquenes, luego de que permaneciera dos meses bajo cuidados de profesionales y especialistas en aves rapaces, en dependencias del Centro de Rehabilitación Casa Noé de Linares.

LINARES.- El ave fue entregada en la oficina SAG de Cauquenes luego de que fuera rescatada por personas de dicha localidad. Funcionarios de la Unidad de Recursos Naturales del SAG de la provincia, realizaron las acciones correspondientes y entregaron sus primeros cuidados para luego trasladarla al Centro de Rescate y Rehabilitación de la provincia de Linares. En ese lugar se le alimentó adecuadamente y se le entregaron todos los cuidados necesarios para su recuperación, acciones que tardaron aproximadamente dos meses. Luego de ese período, tanto funcionarios del SAG como personal del Centro, revisaron su condición física y determinaron que se encontraba apto para ser liberada. En este sentido, el Encargado Regional de la Unidad de Recursos Naturales del SAG, Luis Villanueva, señaló que “siempre es importante el apoyo que presta la comunidad tanto en dar aviso como en rescatar y entregar al Servicio estas especies de fauna silvestre; en este caso el ejemplar de tucúquere, luego de su recuperación, estaba en condiciones de ser liberado ya que se había comprobado su buen estado físico y sus condiciones aptas para volar y cazar, por tanto, no quedaba más que devolverlo a su medio natural”.

Cabe destacar que, este búho consume principalmente roedores y otros mamíferos pequeños y medianos por lo que es un buen controlador biológico de animales plagas como ratones y lauchas; además se alimenta de reptiles e insectos y atrapa polillas atraídas por las luces. Es cazador nocturno de acecho. Como los otros Búhos y Rapaces Nocturnos, esta especie consume las presas pequeñas enteras y regurgita las partes indigeribles, como la piel y los huesos en forma de pelotas denominadas egagrópilas.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!