Un impacto de bala la dejó tetrapléjica, hoy se prepara para terminar sus estudios

Hace 15 años Carolina se encontraba con su pololo en plena vía pública, cuando de pronto una bala perdida le perforó la columna cervical, dejándola tetrapléjica y conectada a un ventilador mecánico para sobrevivir. Su historia, dramática pero a la vez ejemplo de valentía y superación, tuvo hace una semana un capítulo especialmente significativo.

CURICÓ.- El destino, habiéndole arrebatado de forma violenta su juventud, no pudo hacer lo mismo con su capacidad de soñar. En la Unidad de Paciente Crítico del hospital de Curicó, lugar en donde ha permanecido 9 años, los funcionarios le celebraron hace pocos días su cumpleaños, entregándole una noticia que la llenó de alegría: a partir del 24 de julio iniciará formalmente las clases para terminar su enseñanza media.

“MI HIJA ES UNA NIÑA LUCHADORA”

Si bien se encuentra plenamente lúcida, Carolina es apenas capaz de mover su rostro y gesticular con los labios, no tiene movilidad del cuerpo ni de sus músculos respiratorios. Yasna Pizarro, su madre, la acompañarla sagradamente todos los días. “Mi hija es una niña luchadora, siempre ha sido así y no se vence a los obstáculos que le han tocado. Ahora mismo quiere seguir estudiando, eso es un ejemplo para todos”, asegura.

La Señora Yasna describe su día, “me levanto en la mañana sabiendo la rutina de venir a ver a mi hija, porque eso es lo que me fortalece, si ella lucha yo también tengo que luchar. Tengo que darle lo que ella quiere, que es tenerme a su lado”. Sobre las rutinas con que pasan el tiempo, cuenta que “esto depende del ánimo, a veces vemos tele, conversamos o ella se mete en su computador”.

EL HOSPITAL ES SU SEGUNDA FAMILIA

Después de 15 años en la misma situación, Yasna asegura que el hospital se ha transformado en un hogar, “es como su segunda familia, todos se portan bien con ella, al igual que el Dr. Canteros que está pendiente siempre, estoy muy agradecida de los funcionarios”.

Por su parte el director del establecimiento, Dr. Jorge Canteros, explica que “la conocemos hace muchos años y no hay duda que ha sido una situación muy difícil, ella era una adolescente que quedó de un momento a otro, y en un contexto en que no tenía ninguna participación, con una secuela de gran magnitud. Por tanto el acompañamiento ha sido multidisciplinario; equipo médico, enfermeras, paramédicos, fonoaudiólogos, psicólogos, psiquiatras, todos colaboran”.

“Carolina ha estado en ventilación mecánica en nuestra Unidad de Paciente Crítico hasta el 2010, prácticamente 8 años consecutivos. Luego por el terremoto debimos trasladarla a Santiago a una clínica para enfermos crónicamente ventilados, donde estuvo hasta el año pasado, cuando retornó con nosotros”.

LAS CLASES SE INICIAN EL 24 DE JULIO

Antes del terremoto Carolina completó el segundo medio, pero le faltaba tercero y cuarto, ese proceso quedó interrumpido. “Hoy finalmente hemos podido hacer las gestiones para que retome sus estudios formales. A través del Departamento de Educación de la Municipalidad de Curicó y de su directora Paulina Bustos, vamos a hacer una serie de procesos para que ella se incorpore a una escuela para adultos y eso significa que van a venir docentes a hacerle las clases”, explica el director.

La grata noticia la recibió en vísperas de su cumpleaños, comprometiendo el inicio el 24 de julio, día en que todos los jóvenes comenzarán el segundo semestre.  “Es una muy buena noticia para ella, porque estaba muy ansiosa y con fuertes deseos de formalizar su educación. Nuestro esfuerzo es seguir avanzando en su rehabilitación, y eso lo logra usando su cerebro, por tanto la educación formal es un instrumento que a ella le permitirá seguir avanzando en la vida”, asegura el médico.

EL DESEO DE HOSPITALIZARLA EN SU DOMICILIO

Si bien el hospital de Curicó siempre ha mantenido el propósito de reinsertarla en su hogar con su familia, Canteros aclara que “ha habido una serie de dificultades logísticas, porque su domicilio no cumple con los estándares para que siga en ventilación mecánica intensiva, como lo hemos hecho con otros pacientes”.

Finalmente, el director contó que “ahora estamos trabajando con el SERVIU, para que su familia pueda adquirir un subsidio que le permita mejorar su entorno domiciliario, y así probablemente nosotros podamos facilitarle el retorno con los cuidados adecuados, en su casa”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!