Un total de 300 pequeños agricultores sanjavierinos reciben incentivo en compensación por incendios

Alimentación animal; insumos veterinarios, agrícolas y de riego; análisis de suelos; materiales de construcción; infraestructura y/o servicios para la recuperación de la capacidad productiva de los sistemas agropecuarios y de riegos, tales como bombas, motores, tuberías, entre otros, son las alternativas para los usuarios INDAP en que podrán utilizar el bono en el contexto de la emergencia agrícola.

SAN JAVIER.- En el marco de la emergencia por los incendios forestales un total de 300 pequeños agricultores atendidos por INDAP, ya sea a través del convenio PRODESAL que se tiene con la Municipalidad de San Javier u otros programas de asistencia técnica que entrega la entidad del Estado, recibieron sus correspondientes cheques de un millón de pesos como medida compensatoria, luego de perder de forma parcial o total sus sistemas productivos.

Se trata de pequeños productores agrícolas y/o campesinos que perdieron bodega, cercos, animales, forraje, producción apícola, entre otros. Por lo mismo, el bono compensatorio, que no se rinde, puede ser utilizado en la recuperación de infraestructura productiva, alimentación apícola y ganado y equipamiento de riego, entre otros.

La iniciativa se desarrolló en el Teatro Municipal de San Javier donde estuvieron presentes en la ceremonia el Director Regional de INDAP, Jairo Ibarra; el alcalde de San Javier, Jorge Silva; el Gobernador (S), Marco Villagra; el Consejero Regional Rodrigo Hermosilla, Concejales y funcionarios INDAP y PRODESAL. “Ellos (los agricultores), tienen la posibilidad con este incentivo, que está libre de rendición, de poder priorizar y colocar la urgencia en cada uno de los insumos o los equipamientos que necesiten poder recuperar”, señaló Jairo Ibarra. Agradecido con el Gobierno de la Presidenta Bachelet se mostró el alcalde Silva por la rapidez con que se ha respondido a las necesidades de los pequeños agricultores atendidos por INDAP y el convenio PRODESAL. “Creo que ellos lo han perdido todo, necesitan de todos los aportes que sean necesarios.

Emprender de nuevo una vida distinta con todo lo que les pasó”, explicó el edil. Además, los agricultores ganaderos recibirán forraje para la mantención de sus animales por hasta 600 mil pesos de acuerdo al número de animales que posean durante el invierno, lo que se entregará directamente a través de fardos, ya que las praderas se recuperan durante la primavera, explicó Ibarra.

Uno de los agricultores favorecidos con esta bonificación, Gregorio Cáceres del sector de La Pitigua, camino Constitución, usuario PRODESAL de San Javier, se mostró complacido con la iniciativa, ya que perdió su casa, galpón, animales y siembras. “Pero gracias a Dios la Municipalidad se ha portado bien, también hemos tenido apoyo y también agradecidos por esta ayuda que hoy nos entregan”, manifestó el pequeño emprendedor, quien además trabaja en leña y pretende comprar una moto sierra para así continuar en su labor, ya que cuenta con una familia detrás, donde aún tiene dos hijos estudiando.

El caso de Juan José Chávez del sector de Sepultura, también camino a Constitución, es muy parecido, pues contaba con once hectáreas de viñas y estas se quemaron completamente. “Ya veníamos un poco machacados por la helada y ahora con esto las parras prácticamente hay que volver a cero y empezar de nuevo y sacar fuerzas y seguir haciendo lo que uno estaba haciendo”, indica este agricultor que produce chicha y vino artesanal. INDAP espera en las próximas semanas llegar con un nuevo incentivo que se denominará “Recuperación Productiva”, instrumento que permitirá apoyar a agricultores que perdieron bodegas, invernaderos, cercos o grandes proyectos de riego.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!