Una mirada a la nueva UCI del Hospital de Talca

La impresión de como se vive al interior.

TALCA.- La nueva Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Talca ha incorporado un sello más humano, preocupándose además del paciente, de la contención de familiares. Por otro lado existe al corto plazo un aumento considerable en su capacidad, lo que permitirá brindar atención a más pacientes y en condiciones dignas y acordes a sus necesidades.

 Yesica Sagredo Gallardo tiene a su padre hospitalizado en la Unidad de Cuidados Intensivos del nuevo Hospital de Talca desde el 21 de diciembre. Sufrió una sepsis de origen biliar como resultado de un cálculo que se impactó en el colédoco. Eso provocó una septicemia. Llegó a la UCI complicado, con muy mal pronóstico. La primera semana fue muy compleja, estuvo con diálisis y con ventilación mecánica cerca de 12 días. Fueron días difíciles, pero ya se encuentra en franca recuperación.

Conversamos con ella en una cómoda salita a la entrada de la Unidad y al preguntarle cómo ha sido la atención afirma “maravillosa. Uno tiene la información que necesita cuando llega el paciente. Eso creo que es muy esperanzador para la familia, tener la información y no irse sin nada. Y todos los días se atiende al tutor, se le da la información de los avances diarios. Le explican a las personas de manera que puedan entender. Y todos son muy amables”.

Su padre permaneció inconsciente durante 12 días, los más críticos, “ahora que se está recuperando tiene comunicación con toda la Unidad. Él está muy agradecido. Cuando despertó lo primero que me dijo fue  ¿Dónde estoy y cuánto va a salir?,  le dije: “Papá estas en el Hospital de Talca”. Y él dijo: No lo puedo creer ¿Cómo se ve tan bonito?,  no podía creer que esa pieza y toda esa tecnología fuera del Hospital de Talca.

Yesica sonríe. Ha debido asumir el rol de tutora en representación de toda la familia.  Dice que todos los miembros de la familia “se han sentido bien. Nos hemos sentido muy acogidos y entendidos. En el momento de mayor stress fue muy buena la contención del equipo de salud. Pasamos la Navidad y el Año Nuevo acá. Para Navidad estaba dormido y para el año nuevo estaba despierto. Lo bueno es que el Servicio se abre y se puede acompañar a los enfermos. El año nuevo se disfrutó. Fue muy bonito”, concluyó.

“YO PENSABA QUE ERA UN HOSPITAL NADA MÁS”

Pudimos conversar unos minutos con don Miguel Sagredo que estaba acompañado de Yesica y de su madre. También sonríe, aunque se nota el cansancio. La pequeña sala está llena de aparatos tecnológicos. Cuenta que “estoy bien, llegue en peligro de muerte y ahora estoy con la impresión de vivir”. Agrega que “me han tratado muy bien, yo no pensaba que era así, yo pensaba que era un hospital nada más, pero es una clínica. El trato es maravilloso”. No quiere fotografías. Alguien le indica que lo van a cambiar de sala. Le pregunto si desea irse pronto de alta. Su respuesta me sorprende “para mí que me tengan unos días más, para salir bien, bien. Estuve casi muerto y ahora estoy un 80% mejor. Estoy muy contento.”

JUAN JARA, MÉDICO JEFE  UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS HOSPITAL DE TALCA: “HEMOS AVANZADO MUCHO”

¿Ha cambiado la atención en las nuevas dependencias de la UCI?

Las nuevas dependencias tienen características que hacen que la unidad sea más moderna,  cuente con un equipamiento de mejor calidad. Y no solo eso, ahora contamos con equipos nuevos que antes no teníamos. Esto va a brindar una mejor calidad y seguridad en la atención de los pacientes.

¿Cuáles son esas condiciones  nuevas?

Fribroscopia de urgencia, diálisis de urgencia, monitoreo cardiaco continuo. Tenemos equipos en etapa de compra para tratar pacientes en paro cardio respiratorio que se llama hipotermia, todo lo que va a asegurar una mejor calidad de la atención.

En definitiva ¿Hay un mejoramiento sustancial en el aspecto tecnológico que permite una mejor resolución de los problemas de salud?

Sin lugar a dudas, no sólo es un hospital nuevo, sino que tecnológicamente  hemos avanzado mucho.

¿Y desde el punto de vista del recurso humano también hay un mejoramiento?

Hay un gran mejoramiento del punto de vista profesional, hemos incorporado un gran número de médicos, el equipo de enfermería ha crecido enormemente, contamos con kinesiólogo, fonoaudiólogo, terapeuta ocupacional que son indispensables para la recuperación de pacientes que quedan con secuelas.

¿Ha habido un mejoramiento en la relación con los familiares?

Hoy día se está trabajando mucho en la presencia de los familiares en las unidades críticas logrando que permanezcan mucho más tiempo con sus familias. El tiempo de visita lo hemos prolongado y esperamos que de aquí a unos meses los familiares puedan permanecer al menos 6 horas con sus enfermos.

¿Ha habido un cambio en el perfil de los pacientes?

Hasta hace un tiempo el perfil de nuestros pacientes eran personas con infecciones graves, post operados complejos y un pequeño grupo con traumas. Hoy  nuestro paciente prioritario pasa a ser post operados neuroquirurgicos, después las infecciones graves son la segunda causa.

¿Y  aumentó la cantidad de camas disponibles?

Las camas de la Unidad Crítica han crecido en forma importante. Antiguamente contábamos con 20 camas distribuidas en 8 camas UCI y 12 camas de Intermedio. Las camas disponibles acá van a ser 24 camas UCI y 48 camas de Intermedio que están en plan de implementación a corto plazo.

MARIA ORTIZ ORTEGA, ENFERMERA COORDINADORA (S) DE UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS HOSPITAL DE TALCA: “HAN GANADO NUESTROS USUARIOS”

 ¿Cómo ha visto el cambio de la UCI desde su rol de enfermera?

Favorable cien por ciento. Han ganado nuestros usuarios porque las dependencias son estupendas, a nivel de cualquier clínica de Santiago. Con cubículos individuales y atención individualizada de alto nivel tecnológico.

¿Esto lo comparten los usuarios que han pasado por la unidad?

Sí, tenemos un sistema donde nos llegan las felicitaciones y los reclamos y si tenemos que hacer un balance del 2015 son muy superiores las opiniones positivas. Ha ido mejorando la imagen que se tenía del Hospital y de la UCI.

¿Ha mejorado la relación con las familias?

Tenemos una política de puertas abiertas, todos los familiares y tutores reciben toda la información sobre sus pacientes. Hemos programado charlas educativas en los horarios de visitas. Los tutores pueden hacer preguntas y se resuelven todas las dudas.

¿La UCI responde a las necesidades reales de la población?

Las dependencias fueron creadas para ser convertidas en salas de Intermedio y UCI. Si en un momento  un paciente de Intermedio requiere mayor tecnología el médico lo puede convertir en una cama crítica. Esa facilidad es por la estructura física del hospital. Y los profesionales están preparados para atender desde la menor hasta la mayor complejidad.

¿Qué le diría a una persona que tiene un enfermo en la UCI?

Que vamos a tratar de solucionar la mayor cantidad de problemas que su enfermo tenga y si no tenemos esa capacidad resolutiva buscaremos los caminos para que pueda acceder a la solución de su problema.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!