«Una trampa»: Bellolio y Chile Vamos cuestionan proyecto sobre cambio en quórum de la Convención

Tanto el Gobierno como parlamentarios de Chile Vamos, criticaron el proyecto presentado por la oposición que busca que la Convención Constitucional, pueda mantener o modificar el quórum de dos tercios para la aprobación de las materias que se debatan.

El vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, criticó el proyecto impulsado por la diputada Camila Vallejo (PC), recordando que no se sumaron al acuerdo del 15 de noviembre de 2019, pero que “cuando se empezaron a dar cuenta que esto era popular, empezaron a decir que era el acuerdo de ellos”.

«Una vez que fue aprobado, una vez que 7,5 millones de personas participaron de una elección, el pueblo soberano mandató en la Constitución, a que hubiese una nueva Carta Magna y hubiese, además, una Convención Constituyente con ciertas reglas y resulta que ellos quieren torcerle el brazo a 7,5 millones de personas, quieren hacerle una trampa, cuando los chilenos votaron por una idea, de 155 personas electas por la ciudadanía, con dos tercios para llegar a acuerdo”, agregó.

En ese sentido, Bellolio planteó: “¿Qué significa dos tercios para llegar a acuerdos? Significa que es una Constitución para todos y no una Constitución de algunos. Significa que ninguno de los dos bordes va a poder tener el sartén por el mango, sino que es llegar a acuerdos entre todos».

“Eso es lo que nos piden los chilenos. Y que algunos pretendan de forma poco democrática, saltarse las reglas, saltarse lo que los chilenos decidieron el 25 de octubre, lo que hace es desnudarlos completamente. No quisieron acuerdo, votaron en contra de que hubiera un plebiscito, no están de acuerdo con seguir las reglas y la institucionalidad. Eso es profundamente lamentable”, expuso.

En esa línea, la diputada Karin Luck (subjefa de la bancada RN), dijo que “el Partido Comunista nuevamente demuestra que no cree en la democracia, cuando las cosas se votan en democracia hay que respetarlas (…). Tienen que entender que esto no funciona de acuerdo a lo que ellos quieran, no pueden ser tan patudos de llegar y decir que acá se tiene que eliminar un acuerdo al que llegaron todos los partidos políticos democráticos y que después en el Congreso por amplia mayoría se ganó. Ellos no participaron, se restaron y no puede ser que porque no les gusta, lo traten de cambiar después”.

En tanto, el diputado (UDI) Jorge Alessandri, recordó que “los quórums supramayoritarios no son un invento de la Constitución del ’80. Los quórums más altos sirven en las Asambleas Constituyentes para que usted llegue a acuerdos, para llegar a escribir Constituciones que sean neutras políticamente, pero que aseguren al mismo tiempo protección al ciudadano frente al Estado. Separación de poderes, derechos, pero también deberes. Y en un Parlamento los quórums supramayoritarios sirven para que el país no dependa de los vaivenes de la mayoría legislativa circunstancial”.

Mientras que el diputado de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, manifestó que esa tienda política “entiende la democracia cambiando permanentemente las reglas. Hubo un acuerdo amplio entre partidos moderados y democráticos que señaló cómo se llevaría adelante la Convención Constitucional que fue aprobada en el plebiscito, y en ese acuerdo el Partido Comunista no quiso estar presente”.