UTalca exhibe obra teatral inspirada en la mina San José

La obra fue parte de seleccionada en Festival de Teatro Joven de Las Condes y en Santiago a Mil.

TALCA.- El jueves 8 de junio, a las 19.30 horas, en el Aula Magna del Espacio Bicentenario de la Universidad de Talca, se exhibirá la obra teatral “El Pago de Chile”, con la dramaturgia de Florencia Martínez y la dirección de Soledad Cruz, este montaje trae a escena la sobrecogedora historia de Iván Soto (Bosco Cayo), un minero que ha sido nombrado Jefe de Turno en una pequeña mina en el norte de Chile. La segunda función de “El Pago de Chile” será el viernes 9 de junio, a las 19.30 horas, en el Teatro Municipal de Linares. Los interesados solo deben asistir a ambos recintos pues es una actividad gratuita para toda la comunidad.

“El Pago de Chile” se basa en un texto que está inspirado en el desastre más mediático de la historia de Chile; el derrumbe de la mina San José. La idea surgió a partir de una investigación sociológica sobre el acontecimiento, entrevistando a mineros accidentados en las faenas.

La historia muestra la vida de Iván Soto, el que ha sido designado Jefe de Turno en la mina. En su nueva función debe llevar un cuaderno de registros con todos los hitos que ocurran durante la jornada. Pero poco a poco, este cuaderno pasará a ser una vía de escape y un diario de denuncia donde se mezclan la soledad, la rabia y la decepción.

Marcela Albornoz, directora de Extensión Cultural – Artística de la Universidad de Talca, invitó a toda la comunidad a asistir al estreno de esta obra en el Maule. “En nuestro afán como Universidad de entregar cultura de calidad a la comunidad y por sobre todo con acceso a todos, esto quiere decir gratuita, invito a toda la comunidad a disfrutar de esta obra que cuenta un hecho histórico de nuestro país desde una mirada teatral”.

CRÍTICA

Según Pedro Labra quien hizo una crítica en un medio de comunicación nacional sobre “El Pago de Chile”,  “el montaje es teatro de sensaciones, busca simular la vivencia de bajar a un pique, que es como estar en un infierno de negrura, silencio y abandono. Se entra a la sala en total oscuridad y en su desarrollo vemos al único personaje en la penumbra, iluminado tan solo por una débil linterna. El relato y la atmósfera se enriquecen con una elaborada banda sonora que provee las voces pregrabadas de los otros personajes y envolventes ruidos ambientales”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!