Vaticano envió misión visitadora a Hermanas del Buen Samaritano en Talca

Exreligiosas denunciaron una serie de abusos sexuales y de conciencia. Se reunirán con las personas vinculadas a la institución y con las denunciantes.

EL VATICANO/SANTIAGO/TALCA.- Por intermedio de un comunicado, la Nunciatura Apostólica confirmó que el Vaticano decidió enviar una misión visitadora a las Hermanas del Buen Samaritano de Talca, tras una serie de casos de abuso sexual y de conciencia denunciados por ex religiosas.

Según la nota de prensa reproducida en el sitio web del Obispado de Talca, la entidad confirmó que la misión se inició este miércoles está liderada por la hermana Rosario Alonso y el padre Maurizio Bridio.

“Durante la Visita Apostólica serán escuchadas las religiosas que pertenecen o que han sido parte del mismo Instituto, así como las personas particularmente vinculadas a él, con la finalidad de recoger información necesaria para un conocimiento profundo de la Institución y de transmitirla a la Santa Sede, en vista de las decisiones que se considere oportuno tomar”, precisaron.

Esta comisión del Vaticano está en el Maule desde el día de ayer, miércoles “5 de diciembre de 2018, y se realizará durante algunos meses”.

Yolanda Tondreaux, una de las primeras denunciantes, manifestó a Cooperativa que “para nosotros es una noticia muy importante y muy confortadora porque podemos decir que fuimos escuchadas, porque estamos luchando por algo que es injustificadamente indigno. Ver hermanas tiradas en la calle después de 25, 28 o 30 años de servicio en una congregación y de la noche a la mañana tú te vas, cuando en el fondo si hubiésemos sido adivinas o lo que sea hubiésemos dicho no entro a esta congregación, pero a mí y al resto de mis hermanas nos truncaron años de vida”.

Por su parte, el administrador apostólico de Talca, Galo Fernández, sostuvo ante la misma radioemisora que “hay una situación que ciertamente ha sido dolorosa, donde ha habido una herida en la comunión fraterna. Estamos en camino para restablecer plenamente esa comunión y esclarecer la verdad porque también cuando uno escucha las versiones de una parte y de otra cuesta verificar la claridad de las cosas y no pocas de las cosas que se han dicho no parece haber plena verdad. No quiero establecerme como juez, parte de la visita es escuchar más de dentro”.

La génesis de estos hechos se remonta a la primera denuncia fue dada a conocer en mayo de este año, cuando Consuelo Gómez acusó haber sido tratada como “esclava” y haber sufrido abusos por parte de una monja superior a ella, hecho que fue reconocido por la congregación.

Posteriormente se dieron a conocer diversos hechos similares sufridos por seis mujeres, en los que habrían participado al menos tres sacerdotes y una monja.

Como posibles resultados de la visita se encuentra la designación de un nuevo superior externo o la disolución de la congregación.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!