Víctimas de Karadima: “En su soberbia, Valenzuela se anduvo apurando un poco… siguió de obispo, pero por tres semanas”

Mediante redes sociales, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo se refirieron a la decisión del Papa de aceptar las renuncias de los obispos de Rancagua, Alejandro Goic; y Talca, Horacio Valenzuela.

SANTIAGO.- Las víctimas del expárroco del Bosque, Fernando Karadima, valoraron la decisión del Papa Francisco de aceptar las renuncias de los obispos Alejandro Goic y Horacio Valenzuela de las diócesis de Rancagua y Talca, respectivamente, según consignó LaTercera.

Juan Carlos Cruz indicó mediante Twitter: “Lento pero seguro…Dos obispos malos y corruptos menos a cargo de gente buena. Horacio Valenzuela (Talca) y Alejandro Goic (Rancagua) a la casa (sic)”.

Cruz también tuvo palabras respecto al comunicado emitido por Valenzuela tras haber presentado su renuncia a Francisco, donde indicó que seguía en su cargo.

“En su soberbia, Valenzuela se anduvo apurando un poco….siguió de obispo, pero por tres semanas”, dijo.

En RadioDuna profundizó sus dichos respecto a la salida de los prelados.

“A me encantaría que se fueran más y mucho más rápido (la salida de obispos). El problema es a quién ponen, además, están desmantelando Santiago. Me alegro porque Horacio Valenzuela es un verdadero monstruo y hemos visto lo que Goic tenía bajo esa olla de podredumbre”, dijo.

Añadió que “una cosa que sí sé, y no es por prestarle ropa al Papa, pero quizás un poco entiendo que si vemos como estamos desde que nos dijo mentirosos en enero a cómo estamos hoy en junio, esto ha ido a un paso muy rápido comparado a cómo trabaja el vaticano. En otros tiempos esto pasaría en dos años más”.

Señalando, además, que “hay una nómina de gente que tiene que irse” de la Iglesia, nombrando al obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, y el de Linares, Tomislav Koljatic, por ejemplo.

También se refirió al “respaldo” que Francisco dio al arzobispo emérito de Santiago, el cardenal Francisco Javier Errázuriz. En entrevista con Reuters al ser consultado por el rol que el prelado tiene en el Consejo de Cardenales (C9) y en especial a las especulaciones que hablaban de la salida de Errázuriz de dicha instancia el Papa fue elusivo y dijo que “el C9 no es un honor, es un trabajo. No quiero entrar en el juego de cortar cabezas y buscar chivos expiatorios”.

Sobre eso Cruz contó que en conversaciones privadas sostenidas con el Papa “me dio a entender que no ha habido ninguna confirmación de Errázuriz en el C9”.

José Andrés Murillo fue otro de los que también se refirió a la salida de los prelados.

“Obispo Valenzuela (formado por Karadima y cercano a él) y obispo Goic son sacados de sus diócesis por el Papa. Pasito a pasito”, señaló en Twitter.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!