Viene el boom del gimnasio, ¿Cómo ejercitarse a toda máquina sin riesgos?

Bajar los kilos de más ganados en el invierno puede llevarnos a abusar del ejercicio físico. No obstante, sobre exigirnos -y especialmente si somos deportistas ocasionales – aumenta la ocurrencia de lesiones. Por eso, la clave es partir con una rutina adecuada para nuestro ritmo y condición física, que al mismo tiempo, se adecue a nuestras necesidades.

La necesidad de lucir bien con ropa más ligera y la promesa del próximo verano, hacen de la primavera la temporada de gimnasios por excelencia. Es en este tiempo que los chilenos comienzan a querer deshacerse de los kilitos de más ganados en el invierno y, aunque el gimnasio es una manera efectiva de hacerlo, también puede implicar una serie de riesgos si lo que se quiere es tonificar la musculatura o bajar de peso sobre exigiéndose.

Es que abusar de la actividad física aumenta la ocurrencia de lesiones, sobre todo cuando se trata de deportistas ocasionales, que no cuentan con el entrenamiento y que podrían realizar los ejercicios erróneamente. Además, son ellos los que, de lesionarse, podrían terminar alejados del deporte por un largo tiempo, ya que un deportista aficionado puede demorarse fácilmente entre 2 a 6 semanas en recuperarse de un desgarro.

Por lo mismo, para el director técnico de la Unidad de Calidad de Vida de Mutual de Seguridad CChC, Dr. Christian Vuskovic, “lo ideal es previamente informarse en detalle de los diferentes tipos de ejercicios que ofrece su gimnasio y para qué sirven, así como realizase el chequeo médico que los mismos realizan tras la matrícula, para conocer su estado de salud, en especial si cuenta con sobre peso o enfermedades cardiacas”.

Según el especialista “es recomendable que, en un principio, su rutina de ejercicios se adecue a su propio ritmo y condición física, para que satisfaga su necesidad de tonificar o bajar de peso, sin sobrepasarlo. Además lo ideal es que en un comienzo realice los ejercicio bajo la supervisión de un instructor”.

Entonces, ¿qué hacer en concreto para evitar lesionarse? El Dr. Vuskovic recomienda lo siguiente:

*    Antes y después del ejercicio, debemos alimentarnos con proteínas y beber constantemente agua u otros líquidos ya que esto nos ayudará a preparar el cuerpo para el ejercicio.

*    Nuestra indumentaria y vestimenta debe ser la adecuada para practicar el ejercicio o deporte escogido: unas buenas zapatillas son un “must”, en tanto que se debe evitar el uso de joyas, cinturones y otros accesorios.

*    Debemos aprender cómo calentar y elongar adecuadamente, para evitar lesiones durante y posterior al ejercicio. En muchas ocasiones,  realizar durante 15 minutos un ejercicio aeróbico y de menor intensidad -como la bicicleta estática o la elíptica- puede considerarse un buen calentamiento. Además, se debe descansar entre cada ejercicio, para evitar lesiones.

*    Antes de realizar cualquier rutina de ejercicios con máquinas, tenemos que comprobar a un ritmo menor si podremos realizarla y terminarla, de forma óptima y sin incomodidades.

*    Aunque algunos ejercicios con pesas y máquinas son bastante eficaces para la musculatura, otros la exponen a riesgos potenciales. Hay que tener ojo con los aparatos que se utilizan y cómo se usan, y si no se sabe cómo, debemos preguntar al instructor.

*    En el caso de aquellas máquinas con cintas deslizantes (como las trotadoras), se recomienda encenderlas cuando ya nos encontremos sobre ellas, para evitar caídas, y partir con una velocidad baja para progresivamente ir aumentándola.

*    Con todo, si se nota que una máquina cuenta con fallas o se encuentra dañada, no debe utilizarse.

*     No hay que enfocar el trabajo sobre un músculo sobre cargando, sin saberlo, a otro. Para evitar esto, es aconsejable estar bajo la supervisión de un instructor cuando se inicia el entrenamiento. En efecto, el 30% de las lesiones deportivas son musculares, ocupando el segundo lugar en frecuencia detrás de las óseo-cartilaginosas.

*     Si un ejercicio provoca dolor en alguna parte del cuerpo o agrava uno preexistente, debemos suspenderlo inmediatamente.

*     De vernos afectados, lo recomendable es hacer reposo para evitar que la lesión aumente. Además, siempre manteniendo elevada el área afectada, se debe poner abundante hielo para frenar la inflamación y tratar de comprimir el músculo, por ejemplo, con una venda. De ser necesario, acudir por atención médica.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!