Ya estamos en tiempo de Cuaresma

Este 1 de marzo ha comenzado el tiempo de Cuaresma, el que está destinado a ser la preparación para vivir Semana Santa. Además, ha partido la tradicional campaña de Cuaresma de Fraternidad.

TALCA.- Con la celebración de Miércoles de Cenizas se ha dado inicio al tiempo litúrgico de Cuaresma, que son los 40 días en que el mundo cristiano está llamado a prepararse para acompañar al Jesucristo en Semana Santa, fiesta principal del mundo católico.

El Vicario de Pastoral Social, padre Luis Alarcón Escárate, señaló que Cuaresma “es un tiempo en el que de manera concreta vamos creciendo en nuestra vida espiritual. Vamos acercándonos a ese gran misterio de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, que es lo central de nuestra vida cristiana. Todo esto no se entendería si no se diera este tiempo previo en el cual  nuestra acción diaria se va configurando con la persona de Cristo”.

Ayuda a los adultos mayores

En Cuaresma se nos pide intensificar la oración, hacer ayuno y abstinencia. Para concretar lo anterior se lleva a cabo la campaña de Cuaresma de Fraternidad, la que tiene por lema “Tu aporte y mi experiencia valen”. Esta iniciativa está centrada en el adulto mayor, por tres años, 2016 a 2018, grupo de nuestra sociedad que en la actualidad alcanza a prácticamente tres millones de personas en Chile.

“Esta campaña es poner por obra aquello que hacemos en la vida de oración. Muchas veces significa compartir con aquellos que menos tienen, y estamos abocados por segundo año a hacer esta campaña para acompañar a nuestros adultos mayores. Muchos de ellos viven situaciones de enfermedad o de abandono; las cajitas de Cuaresma de este año van en directo beneficio para ellos. Ya comenzamos el año pasado la ejecución de varios proyectos dirigidos a ancianos en situación postración en áreas rurales por ejemplo, para darles mejores condiciones de vida”, expresó el padre Luis Alarcón.

En síntesis, la invitación de la Iglesia es incentivar una vivencia más profunda de este tiempo de Cuaresma poniendo nuestra mirada y nuestro corazón junto a quienes más lo necesitan, orando y haciendo gestos de austeridad que nos permitan practicar la solidaridad con acciones específicas que nos lleven al encuentro con los demás.

Hay que destacar que la campaña de Cuaresma de Fraternidad 2016 recaudó en la Diócesis de Talca casi 58 millones de pesos.

En todas las parroquias de la Iglesia diocesana de Talca se repartirán estos días las cajitas alcancías de Cuaresma de Fraternidad, las que deben ser devueltas el Domingo de Ramos, 09 de abril.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!