Balance de desempleo: Gobierno Casi 300 mil cartas de despido solo en marzo

0

La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, realizó un balance de la situación laboral que se está viviendo en Chile, en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus y teniendo en cuenta la nueva ley de Protección al Empleo.

Antes de dar a conocer la cifra de las cartas de despido que han sido entregadas, Zaldívar aclaró que: «en algunos casos teníamos empleadores que estaban registrando dos veces un mismo despido. Por ejemplo, teníamos empleadores que emitían una carta de despido respecto a una nómina de trabajadores y se les olvidaba agregar otro, entonces lo agregaban  y volvían a incorporar la nómina completa. O modificaban la causal y eso hacía que tuviésemos una carta respecto de un mismo trabajador y un mismo empleador, duplicada con dos causales distintas».

Debido a lo anterior, se decidió aplicar un filtro en el que se reconoce un registro válido cuando existe este tipo de duplicación, dando como resultado que en marzo de este año se han realizado 299.518 cartas de despido, lo que representa un aumento de 100 mil comparado con el mes anterior.

La región más afectada es la de Magallanes, que pese a no tener un número absoluto alto presenta una variación del 76,5% respecto a marzo del 2018. Luego sigue Tarapacá, (59,6%), Coquimbo (56,5%), Los Lagos (51,7%) y Biobío (51,6%).

En tanto, la Región Metropolitana es en la cual se han emitido cartas de despido para una mayor densidad de personas, con una variación de un 39,9% respecto a marzo del año pasado.

La actividad económica más afectads es la de «Alojamiento y Servicio», con 93,9% de alza respecto de marzo de 2019, y representando el 5% del total. En tanto, la construcción presenta un incremento de 41,5%, lo que es relevante por el volumen de cartas que genera este sector, que es ligeramente superior al incremento general de las cartas, de 38%.

Las actividades que se ven menos afectadas son las de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (15,7%), de servicios administrativos y de apoyo (25,6%) y la industria manufacturera (33,4)%.