Dos Empresas del Maule reciben ‘Sello 40 Horas’ tras reducir su jornada laboral

0

La certificación, entregada por el delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque Díaz, y las seremis del Trabajo, Maribel Torrealba y Gobierno, Daniela Oberreuter,  busca reconocer a las empresas que, adelantándose al cambio legal, han reducido la cantidad de horas semanales, lo que tiene un alto impacto en las personas y la calidad de vida.

TALCA.- El delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque Díaz, y las seremis del Trabajo, Maribel Torrealba y Gobierno, Daniela Oberreuter, además de la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Soraya Apablaza, encabezó una ceremonia en la que se entregó el ‘Sello 40 Horas’, a dos empresas de la Provincia de Curicó.

Ésta, es una iniciativa que certifica a aquellas compañías que, adelantándose al cambio legal que promueve el Gobierno del Presidente Gabriel Boric, han reducido su jornada laboral.

“Felicitamos a estas dos empresas que hoy son certificadas con este sello de manera voluntaria. Para nuestro Gobierno, y así lo ha señalado el Presidente Gabriel Boric, ha sido un proceso largo para hoy hacer realidad este esfuerzo de darle dignidad al trabajo y poder estar más tiempo con las familias», destacó el delegado Aqueveque.

Las empresas certificadas fueron Aguas Vichuquén, de esa comuna y Contabilidad y Tributaciones Limitada, de Curicó, las que de manera voluntaria han reducido su jornada laboral, beneficiando a sus trabajadores.

La seremi del Trabajo, Maribel Torrealba, expresó que “estamos trabajando de forma conjunta con la CUT y empresas de la región para que se pueda postular a través de la página del Sence y certificarse. Estamos intentando que muchas empresas se certifiquen y los requisitos son simples, como que el 80% de la planta tengan contrato a través del Código del Trabajo, no tengan vulneración de derechos y el pago de cotizaciones al día».

Con estas certificaciones, ya son cinco las  empresas de la región del Maule que reciben esta categoría, sumándose Alta Proteína; Contabilidad del Maule y Cooperativa La Chiripa, las que postularon y tras pasar una serie de requisitos, pudieron obtener el sello de parte del Ministerio del Trabajo y Previsión Social.

«Es un proyecto muy importante y un compromiso con la paridad y la responsabilidad porque sabemos que las mujeres llevan el doble de trabajo y este proyecto se hace cargo de eso como la flexibilidad de horarios de entrada, entre otros, y es muy importante señalar que es para padres y madres», explicó la seremi de Gobierno, Daniela Oberreuter.

Este certificado busca reconocer a las empresas que, adelantándose al cambio legal, redujeron a 40 horas semanales o menos la jornada laboral. Tiene un alto impacto en las personas, ya que permite que los trabajadores gocen de tiempo libre y mejoren sus condiciones de salud, que es un derecho reconocido en el orden laboral.

«Esto es un sentimiento de muchos años y creíamos que sí era posible la reducción de la jornada laboral y estamos con la idea de que sea una realidad para todos, como nos señalaron desde el Gobierno que también será extensible para los funcionarios públicos para poder lograr y equilibrar la vida laboral con la vida personal y familiar», sostuvo la presidenta de la CUT, Soraya Apablaza.

Por su parte Natalia Galiano, trabajadora de la empresa Alta Proteína, dijo que “con esta jornada de 40 horas semanales, lo cual es fenomenal, porque ese menor tiempo dedicada al trabajo, significa que puedo tener más tiempo para mí, tiempo a mi desarrollo personal y eso me ha permitido estar bien para disfrutar más el tiempo que tengo con mi familia, especialmente yo que tengo un bebe de 3 añitos. Trabajar 40 horas a la semana no significa que trabajamos menos, significa que nuestro tiempo dedicado al trabajo debe ser más productivo y ha sido muy buena experiencia, porque además en Alta Proteína hay un excelente ambiente laboral y lo pasamos muy bien”, sostuvo.

REQUISITOS

– Tener contratado a lo menos el 80% de los trabajadores y las trabajadoras que estén regulados por el código del Trabajo con una jornada ordinaria que no superen 40 horas ni menos de 30 horas semanales.

– No haber sido condenadas por vulneración a los derechos fundamentales, cómo el derecho a la vida; respeto y protección a la vida privada; inviolabilidad del hogar; libertad de conciencia; libertad de opinión; libertad de trabajo.

– Estar al día en el pago de las obligaciones previsionales de sus trabajadores y trabajadoras.